Ánima

Anima by lakriticona

“No es fácil comprender, para quien no frecuenta a los humanos, por qué cuando llueve fuera no llueve dentro”

   

Si quieres leer Ánima, puedes comprarlo en este enlace de La Casa del Libro  

Cuando lo terminé, cerré el libro y me quedé un rato en silencio. No sé cuánto tiempo pasó. Si dos minutos o diez. Sí que la lectura me había provocado emociones encontradas. “Guau, pero…”. Me sorprendió muchísimo. No me esperaba ese giro final. Pero en realidad sólo fue una sorpresa más, la última de un libro fascinante. Ánima, de Wajdi Mouawad. Realmente muy, muy bueno. 

Mucha gente me lo había recomendado. Lo había leído en blogs. Lo veía en librerías. Y me llamaba, sí. Me decía: “Cómprame, ven, léeme”. Pero nunca terminaba de animarme. Quien me empujó fue Luis, mi librero de La Central. Me dijo: “Te va a sorprender. Es misterio, es crimen, pero va más allá, es mucho más, y el narrador no te lo esperas, logra muy bien eso, contarlo. Estás dentro”. Nada más que añadir. Tenía, tenían, razón. Ánima es un libro diferente, muy bueno. Sorprende desde la primera página. Por lo que cuenta y el cómo: el protagonista (Wahhch) llega a su casa y se encuentra que han asesinado a su mujer de una manera brutal: acuchillándola en el vientre y violándola a través de esa abertura. La mujer, Leonide, estaba embarazada. Murieron ambos, ella y el bebé. Quien lo cuenta no es un narrador omnisciente. Tampoco es el propio protagonista. Es alguien que lo vive desde dentro pero lo cuenta desde fuera. En los capítulos siguientes (muy cortos, que provocan que la lectura tenga ritmo, sea fluida) uno se da cuenta quién narra: cualquier especie animal que esté en la escena, que la vea. Ya un gato, un perro, una araña, una mosca, una pulga…

“Hablo de este mundo, en el que los objetos tienen mayor esperanza que los seres vivos y en el que todas las mañanas nos dedicamos a inventar ángeles para que nos protejan”

No sólo es el punto de vista. Cada capítulo es un animal, distinto (a veces se repiten). Están todos. Y esto te sorprende. El atrevimiento, esa manera de contar, quiénes, pero también cómo a través de ese recurso el autor es capaz de entrar en la propia piel del protagonista. Contarte como sólo un animal puede sentir su miedo, sus intenciones: todo desde el instinto. Así, mientras se inicia esa búsqueda del asesino que lleva al autor a una colonia de indios llena de secretos (mientras leía me era inevitable pensar, una vez más, en Twin Peaks) y que a la vez es una puerta a su pasado: algo, en ese brutal asesinato le lleva a pensar en sí mismo y en su infancia. El protagonista tenía cuatro años cuando le enterraron vivo tras asesinar a toda su familia. Lo salvó un enfermero que le dio un apellido, una familia. Le llama padre. 

En esa narración animal, siempre trepidante, sin silencios ni capítulos banales, todo cuenta- Se habla de sentimientos, del feeling, del odio, de aquello que no se ve pero se siente.  Hay violencia, sexo, violaciones, amor, cariño, respeto, personajes honestos y personas que han dejado de serlo. Hay brutalidad, violencia y amaneceres silenciosos. Ánima tiene un peso existencialista. Cada poco se pregunta hacia donde van los hombres, la humanidad. Realmente, cuando lees esta primera parte, te parece un libro sublime, que sorprende y atrapa, pero es que en las últimas doscientas páginas pega un giro que lo hace aún más tremendo.

“No hay amor. Tan sólo vida dura y alcohol y la estúpida esclavitud de los caminos trazados antes de nacer”

Sucede que el protagonista encuentra al asesino de su mujer mucho antes de que la novela termine. Sucede que ajustan cuentas (lo que pase, no quiero adelantarlo). Sucede que en realidad todo eso ha sido un macguffin, ese recurso del cine para contar algo que en realidad no es nada, sólo una excusa para contar otra cosa. Sucede que lo importante es lo otro, la raíz de todo, lo que ocurrió en la infancia de Wahhch (aunque durante muchas páginas no entendía por qué el libro no había terminado ya, por qué seguía, qué había que contar…). Eso que te deja con la boca abierta. Yo hace ya días que terminé de leerlo y todavía no la he cerrado… Magistral.

    

Te gustará: Su propuesta narrativa, cómo a través de los animales, que logran meterte debajo de la piel del protagonista, contarlo. El giro final, aunque haya un tramo que no entiendas por qué sigue, cuando lo haces, alucinas, literal. 

No te gustará: Al principio hasta que entiendes quién narra puede resultar lioso. Al final, hasta que entiendes que lo que has perseguido toda la novela sólo era el principio de todo, también…

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>