Deseo de año nuevo (a 21 de enero)

2018   

No valen excusas, pero estas son mis razones…

  

Perdón una vez más por desaparecer. Tengo el blog cada día en mi cabeza. Las fotos, los libros que contar, el escribir, el estar. El año pasado fui un Guadiana. Iba y venía, no estaba más que estaba. Hay varias razones, aunque a mí misma me he obligado a estar aquí una vez por semana. Porque me gusta. Porque es tanto el cariño que he recibido de ti, que estás al otro lado. Las cosas buenas (M. Eu.). Pero, reconozco, varias cosas me ponen siempre la zancadilla. La primera ahora mismo: intenté entrar y no podía, había olvidado la contraseña. Parece imposible, pero la que yo recordaba que era ya no lo era. Una rayada que me confirma eso, que llevo mucho tiempo lejos. Más…

¿Y yo qué leo después de Patria?

Libros qué leer tras Patria      

Sois muchos los que me habéis preguntado: ¿Y ahora? ¿Y después de Patria, qué? Todo parece un desierto. Después de Patria, ese libro de Fernando Aramburu que logra colarse hasta ese rincón de ti mismo que no sabías qué existía, lo más profundo, el mismito cimiento. Es difícil. Puede parece que, después de Patria, ningún libro será Patria, no llegará como ese. Pero hay que seguir adelante. Como otros siguieron después de Anna Karenina, como yo después de Delphine de Vigan. Estas son las propuestas que les hago a todos los amigos que me preguntan cómo seguir leyendo. Lo único que tengo claro que es, lo que sea, debe ser bueno: si no no aguantaría la comparación. Aquí van nueve ejemplos (nunca me gustaron los números redondos). Más…

Hermano de hielo

Hermano de hielo by lakriticona  

“Me pregunto si después de estos años de estudio, trabajo y relaciones amorosas más o menos fallidas me he pulido o me he desgastado”

  

Si quieres ‘Hermano de hielo’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Hace tanto que leí este libro, principio de año, que no puede haber mejor recomendación… Lo tengo tan presente… Recuerdo tanto de él que da igual cuándo lo leyera, aunque fuera enero, ya sabía lo que en casi noviembre me reafirmo: que sería el mejor libro que leería en 2017. Hermano de hielo, de Alicia Kopf, editorial Alpha Decay. No he dejado de recomendarlo a cada persona que me pregunta leer algo bueno. Hermano de hielo siempre será mejor que eso. Será como Nada, un todo. Más…

Hasta siempre, Vicente Calderón

Hasta siempre, Vicente Calderón by lakriticona   

“El Madrid… Y qué nos importa a nosotros. Somos el Atleti. Y no conocemos la palabra imposible”

  

  Si te quieres leer ‘Hasta siempre, Vicente Calderón’ puedes comprarlo en este enlace

Esto de hoy no es una krítica. O sí, pero diferente. No la haré yo. Es vuestra. En vuestras manos, dedos, cabezas, comentarios estará. Hoy yo sólo hablaré de un viejo estadio aún en pie (lo estará hasta mediados 2018), vecino del río. El Vicente Calderón. De su cemento, marmol rosa, cristal azul y de tres meses sin dormir, los míos, escribiéndolo, recordando cada uno de sus márgenes en los relatos de otros para que siempre se mantenga en pie, hasta cuando ya no lo esté. Hoy no soy lakriticona. Hoy soy sólo Patricia y escribo a la luz de mi flexo para desnudarme ante vosotros. Más…

El verano sin hombres

El verano sin hombres by lakriticona  

“La lluvia descendió sobre la hierba y recordé las palabras que Abigail había bordado: Ah, recuerda que mi vida es un soplo de viento” 

  

Si quieres ‘El verano sin hombres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Escribo con la emoción que me ha dejado en los dedos este libro. Escribo antes de que se vaya, de que escriba desde el recuerdo de su lectura, que nunca será lo mismo: lo que ahora escribo me sale de la entraña, de sangre a teclado, directo. Escribo ahora, que aún escribo como si ella, Siri Hustvedt, me dictara. El verano sin hombres es un libro que entre medias me costó y al final me ha entusiasmado. Esta mañana mismo, antes de acabarlo, iba por Madrid leyéndolo por la calle. Me importaba poco el tráfico o los semáforos, apenas un reojo. Toda mi atención estaba en Siri. Bueno, Siri o Mia, su personaje. Mia y ese diario que resulta su libro, a medio camino entre la literatura y el ensayo. Más…

Que me quieras

Que me quieras, by la kriticona    

“Me hacía una raya, daba una calada de la cachimba y me follaba a uno de los dos. Después ese volvía al salón a jugar (al Call of Duty), me metía otra raya y otra calada de la cachimba mientras esperaba al otro. No sé cuántas veces se repitió”

  

Si quieres leer ‘Que me quieras’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

El título es el resumen del libro, como un mal trailer de una película. Que me quieras de Merritt Tierce. Eso grita la protagonista en cada página. Que me quieras, joder, que me quieras. Nadie lo hace. Ahí está su fuerza. A mí me llamaron la atención las flores marchitas, las latas de cervezas vacías, aplastadas, de su portada. Pedían agua, lectura. Le di la vuelta. “Marie es una jovencísima madre sin custodia que sirve mesas en interminables turnos nocturnos. Después acude al sexo y a las drogas para lamerse las heridas. Cada vezque piensa en su hija, se odia. Cada que se odia, piensa en su hija“. Decía eso, brutal, y era de Blackie Books. A la bolsa. Más…

It (Eso)

It by lakriticona     

“¿No quieres un globo, Gorgie? Flotan. Todos flotan. Y tú también flotarás”

 

Si te quieres leer ‘It’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

It, de Stephen King. Si hay un libro que marcó mi adolescencia fue ese. It (Eso). Es curioso: llegué a él esperando Twin Peaks, en aquellos años noventa que Telecinco la emitía los viernes, cada vez más tarde, a menudo de madrugada. Yo era un cría, pero esperaba. Me tumbaba en el sofá de la casa del pueblo ante la tele. No sabía la hora a la que la pondrían, así que veía todo lo que ponían antes. Una vez fue It, la serie de televisión. Para Elisa, el protagonista tartamudo, interpretado por aquel chaval, Jonathan Brandis, que en 2003 se suicidó pero que, entonces, por las mañanas era el chico guapo de Seaquest, el niño de La historia interminable. Me hipnotizó. No sé si fueron cuatro horas de película, su atmósfera, pero me las vi completas. Cuando terminó comenzó Twin Peaks. Me costó dejar de pensar en Derry, en el Payaso Pennywise, en ese barquito de papel. Cuando escribo esto (a ver donde encuentro un sitio que me llenen un globo de helio, cuánto tiempo tardo en hacer la foto), el viernes estrenarán su película y este domingo acaba Twin Peaks 2017, tercera temporada. Yo tengo 37 años. Ambas cosas, juntas, me hacen sentir que son 15. Más…