Canciones de amor a quemarropa

Canciones de amor a quemarropa de Nickolas Butler  

 ”Tengo el número de Bob Dylan escrito en una factura pegada a la pared de mi estudio con celo. Pone “Bob”, nada más, y unos cuántos números (…). Así que ahora me basta con tenerlo allí, con poder llamarlo si quisiera. Para mí esto es lo más parecido que existe tener línea directa con Dios”

 

Si te apetece comprarlo puedes hacerlo en este enlace de la Casa del Libro

Ves el título, Canciones de amor a quemarropa, y piensas: esto es un hit. Lees la lengüeta. Lo llaman peli indie. Y te vas a Juno. O a Little Miss Sunshine. O no, mejor, piensas que será como Beautiful Girls o El último beso, temáticas que le pegan más. Un grupo de amigos treintareños, la nieve, las vueltas a las relaciones, las mentiras entradas en años que acaban por explotar en el presente de tu lectura. Pero… Qué va. Aunque es entretenido, es una lectura que tampoco te da más. Lo mejor, sin duda, es su título. Así que ya avisó. Todo lo demás está por debajo. 

La novela de Nickolas Butler la protagonizan cuatro amigos. Lee, la estrella internacional de rock de alma atormentada y corazón de algodón de azúcar. Kip, el trepa que no cae bien. Ronnie, el amigo bonachón que de crío tuvo un accidente y todo el mundo trata con compasión. Henry, un granjero con percha, buen tío y sensato. Cuatro más Beth, la mujer de Henry, también forma parte del grupo (aunque la sinopsis la obvie, y luego hablaré de la sinopsis). Otras mujeres son Chloe, chica de Lee, y Felicia, mujer de Kip.

“Cantad como si no tuvierais público, como si no supiérais qué es un crítico (…). Pero hagáis lo que hagáis, empezar a cantar por la mañana bien temprano, aunque sólo sea para entrar en calor”

Pues bien, el libro es entretenido. Bien, pero poco más. Para pasar un rato, pero no repetir. Como si estuviera escrito más de cara a la galería que de corazón. No es decepcionante pero si creo que esperaba mucho, muchísimo, más de lo que encontré. Un Cosas que los Nieto deberían saber. Un Alta fidelidad. Pero no. La película índie a la que debía referirse la lengüeta debía ser Briget Jones (todo me suena mucho más a eso que a Juno, que a Beautiful Girls…). Es simplona. Los personajes, tópicos, topiquísimos. El argumento (todo) lo ves venir y la historia tampoco es que pellizque, ni un poco. Así que mucho menos quema.

¡Ah! Y una cosa que me ha sorprendido mucho. La sinopsis. No tiene nada que ver, o más bien, tiene muy poco que ver con lo que cuenta el libro. La copio. Dice: “Henry, Lee, Kip y Ronny crecieron juntos en el mismo pueblo de Wisconsin, Litte Wing: sus vidas comenzaron de manera similar pero han tomado caminos distintos (…) Cuando se vuelven a reunir en una boda, todos tratan de recuperar su vieja amistad (…). Antiguas rivalidades renacen y viejos secretos amenazan con destrozar amistades y amores…”. Pasa lo que dice, pero no, lleva a engaño. Por ejemplo, no es una boda, son cuatro. Y así todo. Nunca había visto una sinopsis que difiriera tanto de su interior. Sorprendente. No puedo decir lo mismo del libro. Pss. Muy fácilmente olvidable. Va de peli indie, pero se queda en una simple y llana comedia romántica.

A pesar de su maravilloso título. 

  

Te gustará: Es para nosotras. No para ellos. Lo mejor es su título. Para románticos un poco rebeldes. Suena a peli de los noventa, pero no llena. 
 
No te gustará: La sinospsis. Quien la escribió no se leyó el libro. Las largas descripciones de paisajes, a mí particularmente se me hicieron larguísimas. Leí una. Me salté todas las demás.

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Pingback:Canciones de amor a quemarropa en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Pingback:Vanessa Smith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>