Cirkus Columbia

Cirkus Columbia by lakriticona   

“Uno puede hacer lo que sea, lograr cualquier cosa, pero todo es en balde si la ciudad no lo ve”

 

Si te quieres leer ‘Cirkus Columbia’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Escribo desde el recuerdo. Escribo desde la distancia de seis meses. O siete. Y es difícil escribir. Apenas recuerdo trama, personajes, historia; eso sí están presentes las sensaciones, esas que no se van cuando se lee un libro. Y en este caso me dicen que Cirkus Columbia es un libro raro pero que recuerdas, que te deja un recuerdo vago que te dice: “Es un libro que hay que leer”. Busco en la Wikipedia. Cirkus Columbia fue ganador de un importante premio en Croacia, es la primera novela de Ivica Djikic. Terminó gustándome, mucho además, pero me costó entregarme a la historia. Y eso que es corto, es curioso, está muy bien escrito. Pero no sé, sólo hasta el final no lo cogía con ganas de seguir, con ganas de saber. Eso recuerdo, seis meses después. Más…

La casa entre los cactus

La casa entre los cactus by lakriticona

  

“Rose abrió los ojos con la certeza de que algo malo había ocurrido…”

 

Si te quieres leer ‘La casa entre los cactus’ puedes comprarlo en este enlace

Esas serpientes que, se intuyen, son los cactus que, quizá, no tengan esa forma por casualidad. Como el humo negro que sale de la chimenea de esa casa. Inquieta, como toda la novela de Paul Pen. En algún sitio he leído que se le llama ‘el Stephen King español’. Quizá llegue, sí, quizá lo haga. Su libro es lo mejor que he leído en novela suspense en tiempo. Por qué cuenta y cómo. Perseguiré su nombre. Y vosotros también deberéis. Si no le conocéis, este es un buen libro para descubrirle. Más…

Fin de guardia

Fin de guardia by lakriticona

“La hora más oscura es la que precede al alba”

  

Si te quieres leer ‘Fin de guardia’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Stephen King fue uno de los autores de mi adolescencia. Le descubrí con Cementerio de animales. Puedo tocar mis quince años si tengo It en las manos (aquí lo conté). Los dieciseis con Apocalipsis. Los dieciocho con el empacho de aquel verano en el que me leí toda su obra, en aquella colección de lomo dorado, uno de los tesoros de mi vida. De hecho, mi forma de escribir tiene mucho de él. Quizá le leía y se asentaba en mi cabeza esos paréntesis que son subconsciente, que gritan en una palabra. Amo a Stephen King. Siempre seré su lectora (aunque os cuento una anécdota: cuando me apunté a La escuela de escritores en Madrid, el director me dijo que, en literatura, leer a King era como comer sardinas, una pobreza; tampoco hice mucho caso: soy de León, es muy difícil cambiar lo que pienso). Siempre cogeré sus libros con interés, aunque de mí nada quede de aquella adolescente que se bebía sus historias. Más…

Mujeres que compran flores

Mujeres que compran flores by lakriticona

   

“Siempre me gustaron las personas con cicatrices”

   

Si te quieres leer ‘Mujeres que compran flores’ puedes comprarlo en este enlace

Mujeres que compran flores de Vanessa Montfort es, quizá, el libro del año, aunque se publicó el pasado. De mano en mano, de recomendación en recomendación, se ha ido haciendo gigante, como un susurro que cuando uno quiere darse cuenta ya es grito. Y todo lo llena. El otro día, en Vamos tarde de Europa FMdonde cada jueves hablo de libros, dijo una cosa Frank Blanco que me encantó: “Este libro es como las buenas obras de teatro, de va de boca en boca“. El tiempo entre costuras, quizá, ya tiene sucesor. Más…

Cómo ser mujer

Cómo ser mujer by lakriticona  

“Siempre sabes si una mujer está con el hombre equivocado, pues ella tiene mucho que decir sobre el hecho de que no esté pasando nada”

   

Si te quieres leer ‘Cómo se mujer’ puedes comprarlo en este enlace

Después de leer Cómo se hace una chica me di cuenta: Cómo ser mujer de Caitlin Moran estaba en la columna de libros por leer que cimbrea al lado de mi radiador. Me lo había prestado una vecina hace dos años con una frase: “No sé, a ver qué te parece a ti, yo lo empecé pero no le cojo el punto”. Yo, lo reconozco, porque antes estuvo Cómo se hace una chica, sino, tampoco (al principio). Más…

Crónicas del desamor

Crónicas del desamor by lakriticona 

“En ocasiones hay que huir para no morir”

    

Si te quieres leer ‘Crónicas del desamor’ puedes comprarlo en este enlace

Hay quien no siente y, precisamente, ese es su sino: lo único completo es su corazón, pero no sabe como usarlo. Los otros sí. Y da igual que anden malheridos o directamente cojos. Con una rotura parcial o entera, de esas que te dejan en dos. Da igual medio centímetro o un costurón. Una rotura de las que se arreglan o de las que requieren taller y piezas nuevas. Roturas de esas que te llevan a escribir novelas o hacer canciones (que luego todos cantan). Roturas de las que se lloran de la misma manera en Australia o Rusia, en Sudáfrica o Corea: un corazón roto suena igual en todo el mundo. Pues de eso va la última novela de Elena Ferrante y, aunque empieza mal, muy mal de hecho, de abandonar, termina arriba, con tu sonrisa. Más…

Cuando nos repartimos los bares

Cuando nos repartimos los bares by lakriticona

    

“Quien me iba a decir que a una herida tan profunda solo le hacía falta un punto. El final”

    

Si quieres leer ‘Cuando nos repartimos los bares’ puedes comprarlo en este enlace

Cuando mi amiga Marina me enseñó uno de los últimos poemas de este libro de Teresa Mateo me entusiasmé. Fue esta frase, la de ahí arriba (“Quién me iba a decir que una herida tan profunda sólo le hacía falta un punto. El final“). Buf. Puñetazo. Literal. Dice tanto. Resume tanto… Me encantó. Es el mejor poema (para mí) de Cuando nos repartimos los bares. ¿El problema? Que después uno busca frases similares, derechazos directos al corazón, y no los encuentra. Sí, hay chispazos, pero no es rutina. Y fastidia. Fastidia mucho.  Más…