Temblor

 Temblor Rosa Montero lakriticona

  

“Cuando una muere, siempre se pierde algo”

 

Acudí a Rosa Montero como a los brazos de un viejo amante. Con la necesidad de moverme en unos márgenes que conozco, que me gustan, después de tener que practicar la lectura vertical para poder terminar la novela de Khaled Hosseini Y las montañas hablaron. Temblor. Quizá el título me sonaba, pero no demasiado. Lo busqué en mi librería y no lo encontré. Tengo todo lo que ha publicado Rosa Montero, así que me dije: “Vaya, otro de sus libros que no he leído“. Y claro ni me lo pensé. Necesitaba leer y disfrutar. Leer sin lectura vertical. Sin sentir la honda hiel del desencanto que te produce una novela cuando te aburre y se hace insoportable. Y, en ese sentido, Rosa Montero es de mis fijos, de esas que nunca me fallan. Entre más la leo, más me gusta. Comencé Temblor y en mi cabeza se levantó una trampilla atorada por el polvo. La puerta a una habitación donde guardaba el recuerdo de Agua Fría y los pasillos oscuros del Talapot, Torbellino y la pólvora, la niebla densa del olvido. En cuando llevaba tres páginas supe que aquel libro ya me lo había leído, aunque faltara de mi librería (¿a quién demonios se lo presté?) y que había sido uno de los que más me había gustado cuando me leí toda la obra de Rosa Montero del tirón. Una relectura después no tengo duda, Temblor es un libro maravilloso, de esos que remueven, aunque te dejen triste. Más…

Cosas no aburridas para ser la mar de feliz

Cosas no aburridas para ser la mar de feliz Mr.Wonderful lakriticona

 

“Valora tus diferencias, son las que te hacen único”

  

Mr. Wonderful es una marca catalana que genera buen rollo. Ya en tazas, libretas o bolsas, siempre consigue sacarte una sonrisa con sus logos buenrolleros. Pueden hablarte de amor, de metas o de un ex. Da igual. Una taza Mr. Wonderful siempre te alegra el desayuno. Este libro es más de eso. Todo su espíritu optimista e inspirador está ahí, en Cosas no aburridas para ser la mar de feliz, en esas ciento cuarenta páginas llenas de lemas, pegatinas y sentencias que sólo tratan de hacer una cosa: la vida un poquito más fácil o, si no lo es, que al menos la encares con todo el buen humor que se pueda. A ver. Este no es un libro para que te compres. Quince euros me parece demasiado para algo que en realidad no es un libro. Que tardas en leerlo poco menos de diez minutos. Pero, en cambio, sí me parece un libro muy recomendable para que te lo regalen, para que se lo regales a alguien a quien aprecias. Porque será una chorrada, que lo es, pero consigue su objetivo primigenio: sacarte una sonrisa. Y eso, como lo de las MasterCard, es algo que no tiene precio. Más…

El amor de mi vida

El amor de mi vida Rosa Montero lakriticona

  
“Dejar de leer es la muerte instantánea. Sería como vivir en un mundo sin oxígeno”

 
Rosa Montero es una de mis escritoras favoritas. Lo he dicho alguna vez ya. Espero sus novedades como agua en el desierto. La leo en prensa y en revista. Me bebo sus novelas. Cuando vi el título de ésta, pensé que era esa de la que mi amiga Alicia me habla siempre y yo aún no he leído y tampoco he encontrado. Esa que habla de grandes pasiones y amores de la historia universal. El amor de mi vida, leí. “Ya está. Aquí, al fin“, pensé. Pero me equivoqué. Porque ese amor de su vida del que habla es también el mío. Ese amor para siempre, que no se gasta, ese que siente, que sentimos tú, yo, ella y él, por la lectura. Rosa Montero recomienda, analiza y recuerda esos títulos que convirtieron ese amor en el de su vida y que termina convirtiéndose en un viaje interesante por la biblioteca de una de tus escritoras favoritas. Más…

Cuando yo tenía cinco años, me maté

Cuando yo tenía cinco años me maté lakriticona 

“Se ha topado con el enemigo, y el enemigo somos nosotros”

 
Blackie Books es una editorial diferente. Su amor por los libros se palpa. Sólo tocarlos y ya se siente en sus solapas. Cuidadísimas. Preciosas. Diferentes. A mí me ganaron para siempre con Cosas que los nietos deberían saber, autobiografía del cantante de Eels y uno de los mejores libros que yo me he leído en la vida (de esos que golpean como un puño americano y te dejan sin respiración). Desde que lo leí, en enero de hace dos años, cuando veo una novedad de Blackie Books la sopeso, la analizo, la pienso. Cuando yo tenía cinco años, me maté me llegó gracias a La Central (una vez más). Allí lo leía otro de mis libreros, Luis, una mañana que me acerqué con ganas de novedades. Sólo llevaba cincuenta páginas pero ya tenía pálpito de que ese era un libro especial. No hace falta ni tocarlo. Basta con posar los ojos en ese niño de chubasquero amarillo y peluche en la mano, detenido en el centro de un paso de peatones, con los ojos perdidos en un lugar que sólo podrás descubrir si metes la cabeza en su cabeza, entre sus páginas. Más…

Moteros tranquilos, toros salvajes

Moteros tranquilos, toros salvajes lakriticona Bisking

  

“A finales de los sesenta y principios de los setenta, si uno era joven, ambicioso y talentoso, no había en la tierra ningún lugar mejor que Hollywood”

  

La frase pertenece a la introducción de Moteros tranquilos, toros salvajes (La generación que cambió Hollywood), obligada lectura para cinéfilos. Si te gusta el cine, has de leer este libro. Sin excusas ni peros. No sólo supone un repaso exhaustivo a esa década en la que directores como CoppolaPolanskiSpielbergLucas o Scorsese cambiaron para siempre el cine con películas como El PadrinoChinatownTiburónLa guerra de las galaxias y Taxi Driver, es un retrato preciso y detallado de las miserias e hitos escondidos detrás de esas obras maestras que cimentaron el Nuevo Hollywood e introdujeron en su lenguaje muchos de los registros que aún guían nuestro cine. Muy, muy recomendable, de verdad. Uno de esos libros que no deben faltar ni en la biblioteca ni en la memoria de un adicto al cine. Más…

La verdad sobre el caso Harry Quebert

La verdad sobre el caso Harry Quebert lakriticona

   “Nadie sabe que es escritor. Son los demás los que se lo dicen”

   

Son las 03:23 de la madrugada. Hace veinte minutos que terminé el libro, apagué la luz y lo dejé sobre la mesilla. Escribí un tweet sobre los libros que da pena terminar y guardar en tu biblioteca, como si con ellos también guardaras una parte de ti. Algo que se ha quedado entre sus páginas, como los marcapáginas perdidos que piensas que ya no recuperarás, que olvidas hasta que una día los ves caer ante tus pies, deslizándose al suelo desde el papel amarillento de un libro viejo. Pensaba en todo esto con la luz apagada. Dando vueltas en la cama. En mi propio epílogo de esta adicción llamada La verdad sobre el caso Harry Quebert. Más…

La caza del carnero salvaje

La caza del carnero salvaje lakriticona blog Murakami

   

“-Las células se renuevan cada mes. Ahora mismo está ocurriendo -me respondía, poniendo ante mis ojos el delicado dorso de su mano-. Casi todo lo que crees saber de mí no pasa de ser pura rememoración de algo pasado”

   

Adoro a Haruki Murakami. Ya lo había dicho antes, pero cuando cerré La caza del carnero salvaje repetí una y otra vez durante treinta segundos: “Hijo de puta, hijo de puta…“, expresión que en ese momento contenía toda mi admiración hacia el japonés como algo físico y tangible. Y eso que mi relación con este libro no ha sido idílica precisamente. De hecho, lo compré hace tantos años que ya no recuerdo ni exactamente cuándo. Intenté leerlo tres veces antes de ésta y siempre, en todas, acabó relegado en la columna de los libros que se me atragantan. Sitio del que, por cierto, quizá no hubiera salido jamás. Pero la lectura de Baila, Baila, Baila lo convirtió en un fijo en mi maleta este verano de 2013 en el que, literariamente, decidí llevarme sólo libros a medias y cuya lectura, sabía, era imprescindible. La caza del carnero salvaje era el primero. El único libro de mi idolatrado Murakami que había sido incapaz de leer. Pues ahora ya es, con Tokio Blues, uno de mis favoritos.

Más…