Tres mujeres

Tres mujeres by lakriticona  

“Sólo el tiempo pesa en nuestras manos,/ sólo el tiempo, que no es material”

 

Si te quieres leer ‘Tres mujeres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

No hagáis como yo. No. No tardéis 37 años de vuestra vida en descubrir a Sylvia Plath. Sylvia. Últimamente su nombre estaba en cada libro que leía. En el de La Sed de mi admiradísima Paula Bonet, por ejemplo. Sylvia. Letras que arañan, que duelen como a ella la vida: la cercenó antes de tiempo, introduciendo su cabeza en un horno, apagando para siempre una voz que, dicen, fue la mejor de la poesía estadounidense mediado el siglo pasado. Después de leer Tres mujeres, estoy de acuerdo. Más…

Rondó para Beverly


Rondó para Beverly by lakriticona   

“Te fuiste hace cuatro semanas. Anoche volviste por primera vez. O, para decirlo de otro modo, tu presencia sustituyó a tu ausencia”

   

Si te quieres leer ‘Rondó para Beverly’ puedes comprarlo en este enlace

Lo ves. Rondó para Beverly. Un libro tan chiquito. Esa percha con una camisa vacía. Todo te llama. Tienes la sensación de tener ante tus ojos una pequeña joya. Eso te susurra. Luego caes al leer el nombre del autor. John Berger, el de Hacia la boda. Buah. Cómo escribe ese tío: puede que de aquella historia no te enteraras muy bien pero cómo la escribía. Con qué facilidad. Maravilloso. Alta literatura. Lo coges. Lo abres. El puñetazo. No sólo es una joya, en efecto, también cuchillo afiladoMás…

Distancia de rescate

Distancia de rescate by lakriticona  

“Tarde o temprano algo malo va a suceder’, decía mi madre, ‘y cuando pase quiero tenerte cerca”

   

Si te quieres comprar ‘Distancia de rescate’ puedes hacerlo en este enlace 

Este es un libro que se te pega a la piel, a los pulmones, a la cabeza, como el plástico en la boca cuando tratas de respirar con una bolsa en la cabeza. Este es un libro que tiene un aire extraño, que no entiendes muy bien. Y, sin embargo, no puedes dejar de leer. Y cada vez más. Más interesada. Más extrañada. Más metida. Os presento Distancia de rescate, un libro de Samanta Schweblin, un relato hipnótico, opresivo, perturbador.  Más…

Palabra sobre palabra

Palabra sobre palabra by lakriticona  

“Creo en ti. Eres. Me basta”

  

Si te quieres leer ‘Palabra sobre palabra’ puedes comprarlo en este enlace

Hoy 21 de marzo, en el Día de la Poesía, es inevitable que no me acuerde de él. De Ángel González, quizá el mejor poeta español del siglo XX, quizá el poeta que más me gusta de todos los poetas que me gustan. Le descubrí con este libro, Palabra sobre palabra, que descansa en mi mesilla de noche y que agarro de vez en cuando, cuando la rutina me atrapa en su espesa prosa. Siempre, siempre me emociona. Más…

Voces de Chernóbil

Voces de Chernóbil by lakriticona

  

“¿A ver si sabes cuál es mi mayor deseo?/ ¿Cuál?/ Una muerte corriente y no como las de Chernóbil”

     

Si te quieres leer ‘Voces de Chernóbil’ puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Lo reconozco, siempre que llega el primer jueves de octubre me decepciono. Ese el día del anuncio del Premio Nobel de Literatura y, siempre, siempre, siempre, desde hace unos años, espero y deseo que el nombre que esconde el sobre sea el de mi escritor favorito: Milán Kundera. O, en su defecto, otro de mis favoritos: Haruki Murakami. Pero nunca, ningún octubre, dicen sus nombres. En Haruki tengo esperanzas, sé que algún día llegará, mientras sé que a Kundera le quedan ya pocos octubres… Este año volvió a pasarme lo mismo. Lo ganó Svetlana Alexievich. “Svetla.. ¿qué? ¿Quién es esa?”, me dije cuando escuché el nombre la Nobel. Era una completa desconocida para mí. Ni idea. Otra decepción. Otra más. Más…

Las uvas de la ira

Las uvas de la ira by lakriticona

“El 66 es el sendero de los que huyen. Refugiados del polvo y de la tierra agotada (…). El camino madre, el camino de la fuga”

      

Si te quieres leer Las uvas de la ira puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Si uno enciende la tele puede imaginar, perfectamente, aquella estampa. La de tantos y tantos americanos que, sin tierras, expropiadas por los bancos, iniciaron el viaje al Oeste (el Dorado) buscando la oportunidad de seguir adelante, y soñando con racimos de uvas, y frutas por todos los árboles, y miles y miles de hectáreas de tierra para trabajar, para cavar un futuro, para mirar adelante “arrastrados como chinches”, escribe John  Steinbeck. Y, sin embargo, cuando llegas no es como lo imaginas. Es mucho peor que lo que dejaron atrás (la realidad siempre tiene el cielo más sucio que los sueños). Ay. Qué libro, de verdad, éste de Las uvas de la ira. Lo leí impactada, con la fotografía de los refugiados sirios buscando su propio Dorado en Europa y la escritura, como un puñetazo en el estómago de Steinbeck. Tenéis que leerlo. Debéis. Aunque sólo sea una vez en la vida.

Más…

Apropiación indebida: una novela sobre el amor

Apropiación indebida, una novela sobre el amor by lakriticona  

“El que frena siempre manda”

  

Si quieres leer ‘Apropiación indebida’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Lo reconozco. Vi la portada y pensé: “Ala, es muy Paula Bonet“. Su dibujo me enamoró, como ya me pasó con Lucile, Nada se opone a la noche y Delphine de Vigan. Leí el título (Apropiación indebida: Una novela sobre el amor) y pensé: “Me gustará, seguro”. Pero después lo olvidé, inmersa en mi trajín diario de idas y venidas. Me lo recordó el sábado pasado el Babelia, de El País, que ojeaba mientras regresaba a casa en metro. Hablabla de la Feria del libro de Madrid y era una de sus recomendaciones. Decía algo así: “No se dejen llevar por el título y eso de una historia sobre el amor. Tiene peso, un lenguaje exquisito, hondura”. Al día siguiente recorrí casi todas las casetas del Retiro en su búsqueda. Y me ha resultado un libro fabuloso, de principio a fin. La novela que ahora mismo yo, que sólo me apetece leer historias de amor, pero con peso, no banalidades tipo Lovebook, la Pancol o Federico Moccia (con todos mis respetos), necesitaba. Porque esta novela es mucho más que una novela que habla sobre el amor. Termina siendo, casi, un ensayo. Y habla de mí. Y de mis amigas. Y de todas esas cosas que nos han pasado alguna vez en la vida, todas esas veces en las que nos colgamos de alguien que no nos correspondía. O que nos correspondió por un tiempo pero después se alejó, sin más. Buenísima. Más…