A bordo del naufragio

A bordo del naufragio lakriticona Alberto Olmos

 

“Tu abuela no vive el presente porque el presente ha retirado del curso legal las monedas con las que ella compró sus primeras chucherías y ha retirado también la música que ella bailó, sus héroes, sus atuendos, su lenguaje, sus prejuicios (…). Tu abuela mira al mundo y ya no lo reconoce (…). Su vida se reduce al recuerdo, y su memoria se va deshojando de recuerdos por la vejez y la falta de objetos donde asirse”

   

Qué gran libro. Qué descubrimiento Alberto OlmosA bordo del naufragio es una lectura muy, muy recomendable. Cortita y al pie, como se suele decir en fútbol. Fácil, que no simple. Se lee en nada, pero es de esos libros que luego pesan. Porque cada palabra de A bordo del naufragio es una cuchilla que te corta. Sorprende su estilo. Corto, acerado. A veces de corrido. A veces, sin comas, sólo con mayúsculas y minúsculas en un baile que, si en otros escritores marea, confunde, en el caso de Olmos te hace pensar, te abruma. Más…

En la orilla

En la orilla lakriticona Rafael Chirbes

  

“Sólo cuando estás en la ruina descubres que hay que comer todos los días, fíjate qué bobada. Pues claro. Eso lo sabe todo el mundo. Lo que en condiciones normales ni siquiera adviertes, cuando no tienes un euro en el bolsillo se convierte en tu gran aventura: to-dos-los-san-tos-dí-as-hay-que-co-mer”

  

El día que terminé En la orilla, dormí mal. Me ahogaba una pesadilla gris, una mano podrida me agarraba el cuello y por más que yo tirara no me soltaba, no me dejaba, mientras un rastro de pieles sueltas y gusanos se quedaba entre mis dedos. Desperté con la sensación de que alguien se había comido mis entrañas con una cuchara y me hubiera dejado vacía, como si en mi interior sólo hubiera una tierra inhóspita y devastada como en esas fotografías de la superficie de Marte, como si no hubiera nada. Eso es lo que me ha dejado esta lectura. Un puñado de lágrimas a punto de estallar en la garganta. Qué libro tan duro. Una dureza terrible y descarnada que te muerde con una brutalidad intensa porque eso que lees es una radiografía exacta de lo que ahora vivimos. Esta terrible resaca que no se va llamada crisis. La crisis y sus secuelas. El derrumbe de una sociedad que boquea en la orilla sin salvación ni esperanza. Más…

Nada

Nada Carmen Laforet lakriticona

 
“Si aquella noche -pensaba yo- se hubiera acabado el mundo o se hubiera muerto uno de ellos, su historia hubiera quedado completamente cerrada y bella como un círculo’. Así suele suceder en las novelas, en las películas; pero en la vida… Me estaba dando cuenta yo, por primera vez, de que todo sigue, se hace gris, se arruina viviendo. De que no hay final en nuestra historia hasta que llega la muerte y el cuerpo se deshace…”

    

Nada ha sido un puñetazo en el estómago. Un libro que has estudiado, del que estás harto de oír hablar. Y, sin embargo, ahora me pregunto por qué he estado tantos años sin leerlo. Podía haberlo hecho hace quince, cuando en el colegio nos contaban que Carmen Laforet había ganado la primera edición del Premio Nadal (1944) con 23 años y esta novela llena de nada, triste y gris, que retrata la España después de la guerra, sus secuelas, y te impregna el alma de un desasosiego que no se va cuando la acabas. Creo que Andrea ya es un personaje que nunca me abandonará del todo. Melancólico y lánguido, como el poso de una guerra, como una mancha cuyo cerco nunca se diluye. Más…

Intemperie

Intemperie Jesús Carrasco lakriticona 

“Cuando habían recorrido veinte metros, el viejo se detuvo y se volvió hacia donde se había quedado el niño: -No te voy a esperar toda la vida”

  
Terminé este libro anoche y aún siento ese vértigo, ese vacío, ese perder pie del suelo, que dejan las novelas que te cambian. Es inmenso, desgarrador y brutal. Una joya que se convertirá en un Clásico de la literatura española. Lo avisa su portada: “Un debut literario con alma de clásico”. “La riqueza de Delibes y la fuerza de Cormac McCarthy”, dice también. Y no puedo estar más de acuerdo. Intemperie es un libro sin fechas ni nombres en un mundo devastado. La huida hacia delante de un niño a través de una tierra árida y sin futuro. Un niño que deja atrás la hebilla del cinturón de su padre y algo mucho más terrible para encontrar el cobijo de un cabrero.

Más…

Nada se opone a la noche

Nada se opone a la noche Delphine de Vigan lakriticona
  “En el rostro de Manon vi lo que estábamos viviendo y que la muerte es irremediable”

 

Si quieres comprar ‘Nada se opone a la noche’ puedes hacerlo en este enlace

Durante días me detuve ante el escaparate de la librería al salir de yoga, al ir a pilates, al regresar del banco. El título de un libro, Nada se opone a la noche, y una foto, la de la mujer de su portada, me hipnotizaban, tiraban todos los días de mis pies y me detenían durante diez minutos ante la pequeña librería de paredes verdes y una estantería de novedades que oscilan entre Chejov, Murakami, Reverte y otros nombres de escritores que desconocía y por tanto me atraía (ni rastro de María Dueñas ni Julia Navarro, por cierto, con todos mis respetos). Más…