Chocolate amargo

Chocolate amargo by lakriticona

“Sufro, esto es lo que uno siente cuando sufre y, en realidad, debería estar contenta por haber conocido a Michel y por que Franziska sea mi compañera de pupitre. ¿Pero, entonces, por qué sufro?”

  

Si quieres leer ‘Chocolate amargo’ puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Eva tiene 15 años y su mejor amiga es la nevera. Pero es que ésta, la nevera, siempre está ahí. Para apoyarla con su abrigo de chocolate, o mantequilla, o salmón aceitoso, o lo que sea que se pueda comer cuando Eva se siente sola, o triste, o aislada. Y eso ocurre muy a menudo, porque Eva está sola, gorda, gordísima, y la comida es el único consuelo a su triste vida. Así comienza Chocolate amargo, uno de los clásicos de la literatura juvenil (años 80) que Anaya ha comenzado a reeditar en la colección Clásicos Modernos y que, oye, no está mal.

A ver, yo, de mi adolescencia recuerdo libros mejores como, por ejemplo, Los escarabajos vuelan al atardecer que se que me quedó ahí, sin recordar muy bien (o nada) de qué iba. O Cuando Hitler robó el conejo rosa, otro libro de entonces que yo leí hace un par de años y realmente me encantó. O, simplemente, Lumbanico, que lo lees ahora y ya te parece una novela para adultos, aunque la protagonicen niños. No encontré mucha diferencia entre él y otros libros no juveniles. En Chocolate amargo sí se nota, aunque está bien escrito, pero quizá su final, con mucha moralina, me sonó más infantil, pero tampoco lo critico. Este es un libro para niños que entran en la adolescencia y es mucho mejor que alguien les diga que por estar gordo no se es peor amigo, ni peor persona, ni peor nada y que reeduque su relación con la comida, que animarles a dejar de comer.

“Embutida en la grasa se escondía ella, la auténtica, la verdadera Eva, tal como debería ser: libre de aquel peso fofo y seboso, incorpórea y digna de ser amada”

Por eso, sobre todo, resulta interesante. Para que lo lea una chica de 12 años. Su cabeza se está formando. Y también su cuerpo. Le están saliendo pechos, culo, se está ensanchando, y se avergüenza. A veces crees que la solución es empezar a vomitar. A apartar la comida. Puedes terminar abrazando a una chica que no existe (y que si lo hace es solamente para matar) que se llama anorexia, aunque a veces prefieren llamarla Ana. Aquí, Eva es gorda porque no puede de comer. A todas horas. Por todo. La comida es refugio. El frigo, como dije antes, el mejor amigo. Pero lo más impresionante es que esto la autora, nunca te lo dice así, tal y como lo he escrito yo. Sí, resulta interesante ver la evolución de Eva.

Sólo te cuenta, te describe la lucha de Eva contra Eva y sus horas en la habitación pensando en no bajar a la cocina, soñando con abrir el frigo, comerse esa rodaja de salmón, sólo una, una nada más, con el aceite escurrido… Hasta que se autoconvece de ser demasiado fuerte y hacerlo: bajar, abrir, comer una, cerrar y volver a subir. Claro, el problema es que a esa rodaja le siguen tres más, el paquete entero, y dos de salami, y el pan, y… Eva termina de nuevo en la cama, llorando, sintiéndose más triste, frustrada y más gorda de lo que ya era a un rato. Conocer a un chico por casualidad un día en el parque, a Michel, lo cambia todo. Él parece no ver, apreciar, lo gorda que está, sólo existen sus buenas notas. Michel será el primer ladrillo del muro sobre el que se alzará la nueva Eva. Y ese proceso de entenderse, de quererse tal y como se es, es el libro. Evolucionas con él. Y te gusta. Está bien, sí. Lo dicho, interesante.

  

Te gustará: Se leer fácil y, sobre todo a los chicos, les muestra el camino hacia la adeptación, se sea como se sea.

No te gustará: Una persona adulta nota que es un libro para adolescentes.

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Me ha encantado este libro, me ha enganchado mucho!
    Tengo 13 años y la verdad es que no me parezco mucho a Eva, la prota, pero hay momentos en los que me represento con ella.
    Es fácil y ameno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>