El cielo ha vuelto

El cielo ha vuelto Clara Sánchez lakriticona

  

“Una modelo, en cuanto sale de su casa, ya está en una pasarela. No siente frío, ni suda. Una modelo es como una bailarina del Bolshoi: jamás se le debe notar el sufrimiento”

 

Qué fantástica contadora de historias es Clara Sánchez. De verdad, chapeu para ella. Te guste más o menos como escribe, siempre consigue atraparte en su tela de araña literaria. El cielo ha vuelto es su última novela. Premio Planeta 2013 para mí es la peor de las tres que he leído y, sin embargo, la que mejor escrita está. Porque si en Lo que esconde tu nombre, Premio Nadal 2010, me maravilló su trama adictiva (de esos libros que vas leyendo por la calle porque no puedes parar) me sorprendió su estilo un poco pueril, no sé, como si le faltara aún una última revisión, pulir aún todo un poco más. Un estilo que vi mucho más cuajado en Entra en mi vida (la historia sobre niños robados más entretenida que he leído) y, sobre todo, en El cielo ha vuelto.

Es una novela que te engancha. Que quizá no tenga la profundidad de las novelas que hacen heridas, pero cumple. De sobra. A mí me ha gustado mucho. No sé si es que, como me encuentro en ese periodo de mi vida que casi todo lo que leo o me cansa o no me llega o me aburre o me aturde, leer una novela cuya historia te enganche desde la primera letra me parece una maravilla. Guau. Y eso que este libro tiene sus altibajos, y sus sombras, pero es muy recomendable para pasar un rato muy agradable, para llevártelo de viaje, o a la playa, o para leer, sin más.

Tiene un ritmo trepidante. De esos que te lees en dos días.

El cielo ha vuelto es la historia de Patricia, una modelo que ya no es tan joven, cuya curva comienza ya, ahora. En un vuelo conoce a Viviana, compañera de asiento que le toma las manos y le lee el karma. Alguien quiere hacer daño a Patricia. “Mucho daño”, le avisa y se esfuma en cuanto toman tierra. Entonces, eso que a la modelo le parece una tontería, casi, casi una tomadura de pelo, comienza a darle miedo. De pronto, se queda paralizada sobre la pasarela. De pronto, casi la atropella un coche. De pronto, tropieza y se rompe un pie. De pronto todo son demasiados de prontos.

A ver. Esto de las brujerías y los males de ojos no es que me parezca algo muy creíble (cuando leía eso, no pude evitar preguntarme: ¿era la mejor de todas las que se presentaron al Planeta?). De hecho eso le quita peso a la novela. Es lo que menos me gusta. No te lo crees. Directamente.

Sin embargo, empatizas con la protagonista.

No sé. A mí me gustó cómo la perfiló Clara Sánchez. Desconozco por completo la trastienda de las pasarelas y por eso creo que me pareció tan interesante. Porque Clara Sánchez logra fotografiarla. Su frivolidad y vida fácil, los desengaños cuando tu momento pasa. Ves a Patricia evolucionar, cambiar, crecer. Aunque hay otros personajes, como el de su marido, o la otra modelo, la joven, la rival, que no te crees demasiado. Quizá sólo sea eso, que El cielo ha vuelto cumple perfecta su función, la de entretener. ¿Que le faltan profundidad y heridas? Sí. Pero bendita sea Clara Sánchez, ¡ojalá muchos supieran entretener cómo ella, sin parecer redichos, ni fáciles, ni cursis!

Te gustará si: Es una novela fácil de leer, de ritmo trepidante, que engancha.

No te gustará si: La parte de los males de ojos y maldiciones resulta muy poco creíble.

Añadir a favoritos el permalink.

3 Comments

  1. Pingback:El cielo ha vuelto en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Pingback:Vanessa Smith

  3. Pingback:Presentimiento de Clara Sánchez | La Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>