El joven Moriarty

El joven Moriarty by lakriticona.com

   

“Hay muchas cosas que un par de niños inteligentes pueden hacer con todos esos objetos fascinantes que los adultos tiran a la basura”

   

Si quieres leer El joven Moriarty puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Si yo volviera a tener 15 años, este libro, El joven Moriarty: el misterio del dodo, sería uno de mis libros favoritos. Me ha fascinado leyéndolo a mis taitantos, así que, supongo, si hubiera caído en mis manos cuando era cría me hubiera ensimismado. Es realmente bueno. Para regalar a sobrinos, amigos e hijos. Bien escrito, interesante y sorprendente. Un gran libro para forjar lectores futuros. Y algo más, porque si eres mayor también puedes leerlo. Es literatura juvenil, sí, pero inteligente. Los padres que lo regalen también podrán leérselo en una tarde aburrida de piscina. El joven Moriarty le pondrá sal. Será capaz de hacerle sentir a alguien de taitantos un adolescente de nuevo…

De vez en cuando me gusta leer literatura juvenil. Me entretiene. Me parece interesante. Hay verdaderas joyas que, por ser mayor, no ves, no te llegan, no lees. Y El joven Moriarty, de verdad, me parece uno de esos. En esta novela de Sofía Rhei conocemos a un Moriarty aún adolescente que, como dice la contraportada, “aún es malo… todavía”. Y no, no lo es. Aquel que se convertirá en el archienemigo de Sherlock Holmes es un niño inteligente, mordaz y en continua competencia con su hermana, que aquí sí es la mala (menos mal que no se la encontró Holmes, de hecho…). De hecho, Moriarty, sobre todo al principio, despierta hasta ternura.

“-Y usted, señorito James… tenga cuidado. Podría haber gente mala en la casa. Yo intenté no sonreír, pero creo que no lo hice muy bien”

No es hasta que aparece su tío Theodosius con un caracol gigante de aspecto asqueroso que no empezamos ver trazas de su maldad futura… Precisamente su tío es el eje de la historia, que llega a la casa familiar de uno de sus viajes por el mundo con un exótico ejemplar que se creía extinto, un pájaro dodo, similar al pavo real. El padre de Moriarty da una cena en su honor a la que acuden ilustres invitados, como el mismísimo Darwin, y es que Theodosius tiene un plan: demostrar que Darwin ha errado con su teoría de la evolución de las especies. El dodo es la prueba de ello. Lo diseccionará para demostrarlo. A los postres…

La historia es divertida y con colmillo. En ciertos momentos me ha recordado a Diez negritos de Agatha Christie. O a un libro de relatos inquietantes que fue mi favorito en mi adolescencia. Y, sobre todo, me ha encantado la inclusión de Darwin. Me parece muy inteligente. En unos años, los chicos comenzarán a estudiar a Darwin y les será mucho más sencillo quedarse con sus logros. Es un personaje que ya conocen. Que han visto y sentido en este libro. Lo que estudien será una continuación de lo aquí leído. Aprenderán sin darse cuenta de que están aprendiendo. Y esa es la mejor manera.

Por eso quizá me ha gustado tanto este libro. Si yo tuviera quince años y lo hubiera leído entonces sería uno de mis libros favoritos. Ya lo guardo como un tesoro en la parte juvenil de mi librería para mis sobrinas. Sé que será un regalo que me agradecerán toda la vida.El otro día, además, paseando por la Feria del libro, en el stand de su editorial (Nevsky) descubrí que es el primer libro de una trilogía. Leeré los siguientes, sí.

   

Te gustará: Seas adolescente o mayor. Es didáctico y divertido. Merece la pena.

No te gustará: La hermana de Moriarty, Arabella. Para darle un sopapo. Literal.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>