El juego de Ender

El juego de Ender Orson Scott Card lakriticona

  

“Hay periodos en los que el mundo cambia, y la voz precisa en el lugar preciso puede moverlo. Paine. Franklin. Bismarck. Lenin…”

 

El juego de Ender es una de las obras maestras de la ciencia ficción. Escrito por Orson Scott Card en 1985 es un libro que no ha envejecido nada, parece que lo escribieron ayer. El título te empuja a leer. El juego de Ender. La trama atrapa desde la primera línea. Es un buen libro. De esos que lees en dos días. Cuenta la historia de Ender Wigins, un niño de siete años, inteligente e intuitivo, llamado a salvar el mundo. Un mundo del futuro devastado, donde el mal lo encarnan los insectores (una especie extraterrestre que ya intentó dos veces destruir la tierra) y los mandos del destino quedan en manos de niños superdotados, entrenados como militares en La Escuela de Batalla, pero niños, sólo niños.

Es un libro que se lee, fácil, rápido y la evolución del personaje principal, Ender, es tan brutal que tu identificación con él es muy fuerte. Es un relato psicológico y brutal (hace un par de años lo llevaron al cine bajo el mismo título). Me encanta como el autor muestra la capacidad de manipulación que tiene el hombre. Amo ese matiz que siempre encuentro en las buenas novelas de ciencia ficción, porque hablan del destino del hombre con una clarividencia que no encuentras en otras historias. Siempre te ponen contra ti mismo. Farenheit, 1984 y Un mundo feliz son tres de mis novelas favoritas. El juego de Ender no llega a esa altura, pero se queda cerca. Consigue removerte. Que te hagas preguntas.

No me extraña que sea una novela de culto. Aunque también he de decir que para mí comienza mejor que termina (forma parte de una saga, quizá por eso no logré ver el final del círculo perfecto), pero es tan intensa y real que atrapa y conmueve.

Ender y ese infierno interior. Un Tercero. Esos niños que nadie quiere. Señalados en el colegio. Casi víctimas de bullying incluso. Ender movido entre el temor que le produce Peter, su hermano mayor, sádico y envidioso, y Valentine, su hermana, dulce y cariñosa. A sus padres les obligaron a tener un tercero, a la espera que las características de uno y otro se fusionaran para dar lugar a alguien (Ender) con las cualidades exactas para salvar al mundo. Ender, que nace para ser entrenado en esa Escuela de Batalla en la que los seres humanos no importan. Sólo lo hace la férrea presión militar. Ender que a veces se mira y no reconoce los instintos que bullen en su interior.

Ender…

A veces Ender te produce una pena tremenda. Dices: “Sólo es un niño, ¿cómo, por qué, le hacéis esto?”. Sorprende a cada página, cada capítulo es mejor (hasta llegar al final que, para mí, se embarulla un poco).

Muy recomendable. Sí.

Te gustará si: Es uno de los clásicos de la literatura de ciencia ficción. Si te gusta ese tipo de literatura, no lo dudes, te gustará. Es muy psicológico y sorprendente.

No te gustará si: Al final te lías un poco. Hay segundas partes. Quizá por eso no sientes que hayas leído una historia completa, que esa que has leído ha quedado abierta.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>