El peso del corazón

El peso del corazón by lakriticona       

“Todo lo que vive teme morir”

     

Si quieres ‘El peso del corazón’ puedes comprarlo en este enlace de La Casa del Libro

Estoy atravesando una etapa, literariamente hablando, que no sé, difícil. Ningún libro me llena. Ninguno me atrapa. Me cuesta leer. Ninguna historia me agarra. Cada libro que me empiezo es una cuesta de enero. No sé si es la mirada crítica. O que simplemente no estoy encontrando una novela para mí. Pero esta sensación no ha conseguido espantarla ni siquiera la última novela de mi escritora favorita española: Rosa Montero. Me compré El peso del corazón el mismo día que salió. Como si fuera una reliquia. Ella, Rosa, me salvaría de mi hastío literario, de mi vacío. Y lo haría con el personaje que más me ha llegado de todos los que ha creado: Bruna Husky, esa replicante de combate programada para vivir diez años con la angustia bullendo debajo de la piel como si fuera un volcán. Pero tampoco.

Tardé más de una semana, ocho días, en leerme un libro, cuya primera parte, Lágrimas en la lluvia, me duró apenas veinticuatro horas. Sí, está bien. Es entretenido. Pero en la comparación sale perdiendo. El otro, el primero, estaba envuelto en una patena triste que lo inundaba todo. Después, cuando leí La ridícula idea de no volver a verte, descubrí que Rosa lo escribió mientras moría o acababa de morir su compañero de vida. Quizá por eso me llegó tanto aquel. Porque su aullido de dolor traspasaba el papel, y las palabras, y los mismos personajes, para golpearme directamente a mí.

“Pensó: voy a dedicar el resto de mi vida a buscarle. Penso: tengo que olvidarme de que existe. Pensó: no me quiero morir”

Me encantó aquel libro. Tenía aventura, futurismo, lluvia sucia, gris, y algo más, algo que lo hacía (lo hace) enorme. Pero éste… Éste sólo me ha parecido un libro de acción, cosido con la maestría de una escritora sobresaliente, pero no sé, le falta alma, le falta ese algo. Aquí, a Bruna, le quedan poco más de tres años para sucumbir al TTT, una especie de cáncer que termina con los androides como ella (robot en forma, personas en alma). Bruna, en esta ocasión, comenzará a investigar una trama mundial que se entronca directamente con la codicia salvaje del ser humano, aquí representada por la radioactividad. Y el mundo que presenta es un mundo devastado, sin futuro, agotado (como aquel), pero no sé, en ningún momento fui capaz de ponerme bajo su piel.

Quizá es eso, que la historia me aburrió. No me interesó demasiado su investigación esta vez: un magnate que muere, un diamante que desaparece, una Viudad Negra que mata, una niña aquejada de radioactividad. Buf. No sé. Se me escapa.

“Su boca fue una sorpresa para Bruna; unos labios mullidos y ardientes, una lengua poderosa capaz de llenar toda la boca de la rep. Era un hombre sabía besar”

Además, lo vi venir casi todo, todo el tiempo. Le encontré las costuras a todo. Antes de que pasara algo, ya sabía que iba a pasar. Y es la primera vez que eso me pasa con una novela de Rosa Montero. Y eso que el libro tiene frases geniales, que remueven, que te hacen pensar, pero son pequeños chispazos que en otras de sus novelas lo llenan todo y en ésta se quedan sólo en eso, en chispas tan geniales como efímeras. Simples lágrimas en la lluvia (ay, cómo me gusta esta frase de Blade Runner).

Lo mejor sin duda es el cuento dentro del cuento. Esa metáfora del enano y del gigante que Bruna le cuenta a la niña y que resulta maravillosa. Pero no sé. Todo lo demás me ha resultado prescindible. Y es la primera vez en mi vida que me pasa eso con una novela de Rosa Montero, mi escritora española viva favorita, esa que siempre consigue emocionarme con su escritura, con sus novelas y artículos. Pero no. Esta vez no.

 

Te gustará: El cuento que Bruna le cuenta a la niña es sobresaliente.

No te gustará: La historia en sí. Es mucho más interesante lo que ocurre dentro de Bruna que todo lo de fuera.

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Jolín pues que pena no ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>