El secreto de Joe Gould

El secreto de Joe Gould by lakriticona    

“Por mucho que uno deteste un sitio en cuerpo y alma, puede echarlo muchísimo de menos. Por no hablar de cuánto puede echar uno de menos a alguien aunque lo odie con toda el alma”

 

¡Ay, qué maravilla de libro! Delicioso. El secreto de Joe Gould es una novela que valorarán mucho los lectores de callo. Porque no te cuenta una gran historia, pero cómo te la cuenta. Su autor, Joseph Mitchell, norteamericano y periodista, nacido a principios del siglo pasado (1908), perfila como nadie a los personajes que pululaban por Nueva York en los años treinta y demuestra todo su arte en los dos relatos que componen esta novela y que te cuentan la vida de un personaje peculiar y desastrado, Joe Gould, que a menudo recuerda a Ignatius J. Reilly, inolvidable protagonista de La conjura de los necios, uno de los Clásicos de la literatura universal. Alta literatura, sí señor.

Y es que, comienzas a leer y lo primero que piensas es: “Qué endemoniadamente bien escribe este Mitchell“. Cómo te cuenta las cosas. No sobra ni una palabra, ni una expresión. Lees y piensas: “Podría estar hablándome de lo que quiera. Del tema más aburrido del mundo y, sin embargo, sería incapaz de dejar de leerle”. Te arrastra, hacia donde él quiera (si te apetece descubrirlo, puedes comprar el libro en este enlace de La Casa del Libro).

“La Historia Oral ha sido mi soga y mi patíbulo, mi cama y mi pupitre, mi esposa y mi fulana, mi herida y la sal que en ella se derrama, mi whisky y mi aspirina, mi roca y mi salvación. Es lo único que me importa. Todo lo demás es basura”

Los dos relatos están conectados. El primero, El profesor Gaviota, más cortito, es más pasional, está como escrito desde dentro, casi desde la piel de Joe Gould. Te presenta a un personaje peculiar, que te llega a dar hasta asco; sucio, jeta, extraño (insisto, muy Ignatius), dedicado a la escritura de una obra magmática, Historia Oral, que esconde en sótanos, en casa de amigos o conocidos, que recoge retazos de conversaciones en los bares, en las calles, en las colas de los mercados, en los parques. Esa historia que no está en los libros pero que en realidad cimenta las pequeñas historias cotidianas del día a día. Fogonazos de realidad. Retazos de conversaciones. Sexo. Gaviotas. Una infancia de reproches y decepciones. Un sueño perseguido.

Es soberbio, casi poesía, sin pretenderlo. Y muy neyorquino. Y lo es aún más cuando lo comparas con el segundo relato. Más largo, más frío, como escrito desde la barrera del periodismo. Mitchell cuenta su historia con Gould para contar la propia historia del protagonista. Y te da más repelús, pero también más pena.

“Señora’, respondió Joe Gould, ‘el deber del bohemio es hacer de sí mismo un espectáculo”

Insisto, quizá a un lector de best-seller la historia le aburra. No le diga nada. Pero a un lector avezado le enamorará la forma de escribir de Mitchell. Ojalá los periódicos de hoy en día los llenarán historias como la que él cuenta en este libro de Anagrama (para mí, una de las mejores editoriales de mundo). Porque, al final, comprendes que ese personaje que tanto rechazo te produce tiene más de ti de lo que tú te piensas y que la realidad siempre es mucho más gris que como a veces la contamos.

Y es que en El Secreto de Joe Gould nada es lo que parece. O, al menos, lo es solamente a medias. Descubridlo. Es una pequeña joya que merecerá la pena (¡gracias, Librero de los Ojos Verdes, una vez más por la recomendación!).

 

Te gustará: Es realmente una obra de arte. Cortito y bien escrito de narices. Merece la pena descubrirlo (aquí vuelvo a dejaros un enlace donde podéis hacerlo). Le gustará especialmente a un lector de callo. Ellos sabrán ver mejor que nadie lo bueno de su literatura.

No te gustará: Quizá la historia. En realidad no pasa nada. Sólo la peculiar vida y andazas de este personaje, Joe Gould. Por eso creo que a un lector de best-seller le puede llegar a aburrir, no le dirá nada.

Añadir a favoritos el permalink.

10 Comments

  1. Pingback:El secreto de Joe Gould en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Siiiiiiiiiiiii Qué bien dicho!!! Una belleza de personaje y excelencia de escritura. Y tal cual se me representó también el inefable Ingnatius, con sus “disparates” tan punzantes y certeros. Gracias. Gracias mil.

  3. JOEEEEEEER! se me acumula el trabajo! ><
    ajajajaj apuntado queda!

  4. Lo terminé ayer por la noche, y le hubiese puesto 100 pagina más solo para poder seguir leyendo hoy. Pero con 100 paginas más la historia no sería la misma.
    El final me dejo un vacio como directo e indirecto a la vez. Fue como cuando te enteras que alguien del barrio, al que ubicas como ubicas la farmacia de la esquina,al que seguramente solo conoces de vista y poco más,ya no está, ni te lo vas a volver a cruzar de camino al metro. Fue como poner un solar en un sitio inconcreto, no sabes qué, ni donde, pero algo falta, algo que probablemente olvidarás en una semana pero que recordaras siempre.
    Me dio mucha pena acabarlo, y mucha alegria “conocerlo” y mucha pena otra vez, saber la de personajes dignos de conocer, tan disfrutones de la vida a su manera como Gould nos perderemos simplemente viviendo la nuestra sin más.
    Le doy un 10, sin duda.
    Y a tu reseña otro, sin duda tambien..ajajaja

    Un beso Patri!

    <> <>

    :)

  5. “Juzgaria que el hombre más cuerdo es el que con mas firmeza comprende el aislamiento trágico de la humanidad y persigue con calma sus objetivos esenciales>> << Supongo que si yo pienso así es porque tengo delirios de grandeza. Me creo Joe Gould"

    (Ahora si)

  6. Pingback:Vanessa Smith

  7. Buenas tardes,

    ¿Me podrías decir qué es un lector de callo?

    Me gusta mucho tu página.
    Un saludo

    • Hola Diego, mil gracias por tu comentario. No sé. Quizá llame lector de callo a lector con kilómetros, de esos que han leído mucho, y que conocen a los clásicos, que siempre van más allá. O simplemente aquellos que no piensan que El tiempo entre costuras es la mejor novela de una vida (con todos mis respetos). Un beso

      • Gracias por responder. Creo que este libro me gustará, así que intentaré conseguirlo. No se si soy un lector de callo pero sé que no me gusta ni lo comercial y mis gustos literarios no son muy de «El tiempo entre costuras». Me permito hacerte una recomendación de un libro que seguro que te gustará si no lo grasas leído ya, «Orlando» de Virginia Woolf; una delicia. Gracias y Enhorabuena por tus reseñas, son muy buenas. Un saludo

      • Gracias por responder. Creo que este libro me gustará, así que intentaré conseguirlo. No sé si soy un lector de callo, no soy lector de lo comercial y mis gustos literarios no son muy de «El tiempo entre costuras». Me permito hacerte una recomendación de un libro que seguro que te gustará si es que no lo has leído ya, «Orlando» de Virginia Woolf; una delicia. Gracias y Enhorabuena por tus reseñas, son muy buenas. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>