Eres como eres

Eres como eres by lakriticona  

“Imposible es únicamente aquello que no ocurre”

   

Si te quieres leer Eres como eres puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Melania G. Mazzucco es otra autora italiana que me apunto en la lista de mis últimos descubrimientos literarios. Si hace dos años, me emocionaban los franceses, ahora estoy rendida a lo italiano. Comencé con Silvia Avallone, seguí con Niccolo Ammaniti y Elena Ferrante y ahora confirmo con Mazzucco. Cómo escribe. Sobre todo, lo que más me ha llamado la atención de este libro, Eres como eres, el primero suyo que cae en mis manos, es eso: cómo escribe.

Cada una de sus frases es un subrayado. Un golpe. Una verdad como un templo. Tengo todo el libro manchado de lápiz. Páginas enteras. Puñados de frases. Me encantó desde la primera página que leí. Cómo es capaz de describir estados de ánimos a través de los escenarios que rodean a los personajes. Y lo bien que lo cuenta. El problema de este libro, quizá, para mí, es la historia que, aunque me parece interesante, en realidad no es algo que a mí me llame especialmente.

“Los defectos físicos pueden ser corregidos, la belleza se adquiere con la personalidad. Tan sólo la estupidez no puede ser operada”

Eres como eres es la historia de Eva y comienza con la chica empujando a un compañero de clase a las vías del tren. Después huye. Y busca a Giose, que, descubres, es su padre. Pero entonces te lías, porque en el texto había otro padre, Christian. Hasta que descubres: Eva es una niña sin madre, hija de una pareja homosexual, Christian-Giose, y un vientre de alquiler. El problema es que Christian, de familia rica y padre legal, murió en un accidente, y esa familia rica expulsó al otro padre, Giose, de la vida de la niña, lo borró, lo apartó, aunque ninguno de los dos quisiera… Tremendo. 

A pesar de que la temática no es algo a lo que yo me habría acercado sola, sí me ha parecido interesante por los tabúes y las injusticias que este libro denuncia. Cuando lees la historia de Giose se te parte el alma. No sólo pierde al hombre de su vida, a la persona que más ama, también se ve obligado a renunciar a su hija porque ésta, en realidad, nada tiene que ver con él, no lleva su apellido, es un desconocido a a efectos legales, y, sin embargo, el más padre de los dos, al menos para ella, aquel que dejó su trabajo para cuidarla, que iba cada día a buscarla al colegio, aquel cuya foto guardaba en su diario y ese compañero de clase arrojó a la vías del tren antes de que ella le empujara a él.

Me parece terrible que en el siglo XXI esto siga ocurriendo (porque por desgracia ocurrirá). Esa familia llena de corsés y prejuicios, que se cree con derechos sólo por el dinero. La separación de una hija de su padre, aunque no lo ponga en ningún documento. La historia de amor de ellos, tan válida como cualquiera entre un hombre y una mujer. Sin embargo, también reconozco que el libro se me hizo un poco pesado al final. Tenía ya ganas de acabarlo. Quizá fuera eso, que como la historia en sí no era un tema que a mí me atrajera demasiado, en realidad me daba un poco igual como terminara. Eso sí, le seguiré el rastro a Melania G. Mazzucco. Qué escritora.

     

Te gustará: Cómo escribe ella. Brutal.

No te gustará: De la mitad al final. Se hace un poco bola.

Añadir a favoritos el permalink.

3 Comments

  1. Pingback:Eres como eres en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Hola! Voy a ponerme como autocastigo no pasar por aquí, porque me añades autores/as que descubrir, urgencias que antes no tenía… y así no se puede, que no me llega la vida!

    Leyéndote ya estaba anotando a Mazzucco como objetivo a corto plazo, luego con lo de que es sobre todo el cómo, más que la historia, me hizo dudar, porque aunque a mí también me atrae poderosamente el cómo, si además la historia acompaña pues es ya el círculo redondo perfecto. Pero el caso es que la historia que plantea también se me hace interesante, así que… no desfallezco, jajajja, me anoto autora y libro.

    PD: No he leído todavía “Farándula”, creo que finalmente me leeré algún otro de Marta Sanz primero. Y en cuanto a “Libros del Asteroide” tiene cosas que me gustan mucho y otras no tanto. No tardaran en sacar algo de una autora a la que tengo muchas ganas y no había nada traducido: Maya Angelou.

    Un abrazo

    • Ey, me apunto a Angelou, a ver si ella consige borrar esa sensación de engaño que siempre me dejan los libros del asteroide. Creo que, salvo La quinta esquina, ninguno ha cumplido expectativas. De hecho, salvo ese que dices tú, y porque tú lo dices, no pienso volver a comprarme ningún libro de ellos hasta que me demuestren que, de verdad, dan lo que prometen. Son demasiado experimentos-libros fallidos ya con ellos.
      De Marta Sanz tengo ganas de leerme Black, black, black. No sé de qué va, pero siempre me llamó la atención el título. Si lo lees, cuéntame, a ver qué tal. Fíjate, hace apenas dos meses que lo leí, pero yo ya recuerdo Farándula con mucha, mucha pereza. Voy a ponerme a escribir una nueva entrada pero llevaba toda la semana sin meterme por aquí y te he visto y me he dicho: “Voy a contestar antes que nada”. Un beso enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>