Hamlet

Hamlet by lakriticona   

“Lo que nos proponemos en el calor de pasión, calmada la pasión, lo abandonamos”

       

Si quieres comprar este libro puedes hacerlo en este enlace de La Casa de Libro

Hamlet es uno de los mejores libros que me he leído últimamente. Y diréis. “Ya, claro, Hamlet es un clásico”. Y sí, lo es; un clásico que cuesta leerse. Esta era la tercera vez que yo intentaba leer esta obra de teatro de Shakespeare (escribo su nombre y me teletransporto directa al colegio: todavía puedo ver al profesor escribir en la pizarra este nombre impronunciable entonces: sha-kes-pea-re que se dice sexpir o algo así) y quizá no hubiera sido capaz de terminarlo si entre medias de la última vez y ésta no hubiese leído Las ventajas de ser un marginado. En ese libro, el profesor de literatura que instruye a Charlie le recomienda leer Hamlet, pero le avisa: “No lo hagas palabra por palabra porque está escrito con construcciones y expresiones del siglo XVII, porque no vas a entender, porque lo vas a dejar a medias. Leélo comprendiéndolo, sólo eso, leélo sacando de cada una de sus escenas la savia que corre bajo ellas”. Así hice yo. Como si me lo hubiera dicho a mí. Y aún sigo impactada por su lectura.

No hablaré aquí del argumento de Hamlet. Esa tragedia que acaba con la familia del príncipe de Dinamarca. Esa orgía de sangre y muerte. Es muy sencillo, además: el padre de Hamlet, el Rey, muere asesinado por su hermano, que toma la corona y a su esposa (madre de Hamlet). Un día éste se le aparece a su hijo como un fantasma y le pide que le vengue. Hamlet ejecuta la venganza a través de un grupo de comediantes y del filo de su espada, mientras va perdiendo la razón a los ojos de los otros y la tragedia va envolviendo a todos los personajes como si fuera una tela de araña pegajosa que, cuando te cae, ya no hay manera de sacarte de encima.

“¡Ser o no ser: he aquí el problema! (…) ¡Morir…, dormir, no más! ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!”

Y no voy a hablar de eso (su trama) porque eso todo lo hemos estudiado en el colegio y no es lo mejor de Hamlet. Porque lo mejor es la acerada verdad que hay en cada una de sus palabras, en cada una de sus expresiones. Las bajas pasiones que mueven a sus personajes son calcadas a las que crepitan dentro de nosotros. Lo curioso es que eso que lees se escribió ¡hace cuatrocientos años!

Pero da igual.

Aún hoy vale.

¡Qué poco ha cambiado el ser humano en lo esencial en cuatro siglos! La vanidad, los celos, las inseguridades… ¡Cómo lo plasma Shakespeare! Como si estuviera ahí enfrente, ahora mismo, tomando notas de este mundo que vivimos y cuya esencia está ahí, en eso que él contó hace cuatro siglos. Impresionante. De verdad. Uno lee Hamlet y se da cuenta porque Shakespeare es, quizá, el escritor más reconocido de todos los tiempos (Cervantes me perdone). Es que es brutal. Lo lees y reconoces lo peor del ser humano en sus personajes. Qué alma tienen. Qué actuales resultan. Brutal.

Por eso me ha gustado tanto Hamlet. Por eso creo que es universal. Porque te corta todo lo que dice. Sus palabras son alfileres. Y tú te preguntas: ¿tan poco hemos cambiado? Lo peor de nosotros sigue intacto… Qué pena. Qué bueno era, es, Shakespeare. Voy a por Macbeth.

 

Te gustará: Léelo como dice el profesor de Las ventajas de ser un marginado. Entendiéndolo, no palabra por palabra. Alucinarás. Es uno de los grandes de la literatura. Y si lo lees entiendes por qué.

No te gustará: Es una lectura difícil porque está escrito en el siglo XVII, con sus expresiones y recursos. Eso la hace complicada. Pero merece la pena. De verdad.

 

Añadir a favoritos el permalink.

4 Comments

  1. Pingback:Hamlet, en la kriticona.com | la Kriticona

  2. Hola de nuevo!
    Ya tenemos otro autor en común, aunque lo raro sería lo contrario. Adoro a Shakespeare, empecé de pequeña con Romeo y Julieta, pensando que sólo era eso…pero seguí con sus libros, crecí y como tu dices, lo leí de otra manera, buscando más allá. Y es que Shakespeare era y es muy grande! Dicen que no fue él realmente el autor, que sólo firmaba, he leído mucho sobre esto. Si es verdad o no, no lo sé, y me da igual, después de 4 siglos sólo podemos agradecer el que alguien escribiera así y que a día de hoy lo podamos disfrutar!
    Qué tengas una feliz semana.

    • :))))
      Sí, he leído que hay controversia entre la firma y el origen, que bebe de una historia anterior. No sé. Pero Hamlet me dejó muy boquiabierta. Me apena no haberlo descubierto antes. No haber sido capaz de leerlo. Pero nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no? Un beso enormeeeeeeeeee Lauraaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>