La amiga estupenda

La amiga estupenda by lakriticona     

“La belleza que llevaba en la cabeza Cerullo desde niña no ha encontrado salidas y le ha ido a parar toda en la cara, el pecho, los muslos y el culo, sitios donde se pasa muy pronto y después es como si nunca la hubiese tenido…”

  

Si quieres leer ‘La amiga estupenda’ lo puedes comprar en este enlace de La Casa del Libro

Esta Navidad recibí un mensaje:  “Tienes que leer estos libros”. Con el mensaje, una foto: cuatro libros, el primero éste, La amiga estupenda, de Elena Ferrante. Los tres siguientes completaban la saga. “¿Recomendable?”. “Recomendabilísimo. Leí el primero y compré los tres siguientes”. Con esas referencias, no lo dudé. La siguiente vez que pasé por La Central salí con este libro en la bolsa. “Es el más vendido de estas Navidades”, me contó Luis, mi otro librero favorito del mundo. “Y un misterio lo envuelve: Elena Ferrante es un seudónimo. No se sabe si detrás hay un hombre o una mujer”. “¿Y tú qué crees?”, inquirí. “Mujer. La protagonista también se llama Elena y, por lo que cuenta la historia, la psicología de las protagonistas, cómo escribe desde dentro sus sensaciones… tiene que ser una mujer”, me confesó. Sin embargo, yo, después de leer La amiga estupenda pienso que es un hombre el que está detrás de ese seudónimo…

Hay dos razones. La primera es la distancia desde la que Elena Ferrante escribe las cosas, desde dentro, pero sin que las emociones (o el maldito azúcar) se impongan. Todo está contado desde una distancia que me ha hecho recordar aquello que cuenta Haruki Murakami en el prólogo de su primera novela, Pinball, cuando dice que, para aprender a escribir, primero lo hacía en inglés para así poder quitarse todo adorno superfluo que no suma sino resta. Y así pasa, me parece a mí, con La amiga estupenda. Sí, está escrito desde dentro las mujeres, pero siempre con distancia, sin caer en sentimentalismos, ni endulcorar las emociones… Como lo escribiría un hombre en la piel de una mujer. Hay otra razón y esa me atañe directamente a mí. A mí y a mi forma de escribir. A mí y a mis cuentos, que sólo, siempre, protagonizan hombres. Es algo que no puedo evitar. Algo que me sale solo. Lo necesito para que esos personajes se alejen de mí, para que no sean yo disfrazados. Por eso creo que Elena Ferrante es lo contrario de lo que firma ser.

Un hombre que ha escrito una novela fabulosa.

“Todas sus desobeciencias tenían unos desenlaces tan maravillosos que dejaban sin aliento”

Al principio, eso sí, me costó entrar. No tiene una forma de escribir de esas que digas: “Buah, qué pasada”. Está bien, normal. Es la historia, que te atrapa. Y yo hacía mucho, mucho tiempo que necesitaba que alguien me contara una buena historia. La de La amiga estupenda es un retrato coral de la Italia de finales del siglo pasado, el de un barrio marginal, pobre, en el que campa la violencia. Allí crecen dos niñas, Lila y Elena. Quien habla es Elena. La novela comienza con una llamada del hijo de Lila. Su madre ha desaparecido sin dejar rastro. Entonces Elena recuerda lo que una vez le dijo Lila: “Un día me voy a ir y no voy a dejar nada de que mi paso por la vida”. Avisa a su hijo y éste confirma: se ha esfumado ella, y toda su ropa, y sus horquillas, y todas las fotos en las que salía están recortadas. Entonces Elena vuelve atrás, al principio, a cuando las dos eran niñas y conoció a Lila. “Era mala”, esa es la primera frase de su pasado.

Por ahí empieza. Las ves en el colegio. Lila, una niña zarrapastrosa, delgaducha, sin miedo, con una cabeza privilegiada. Y ella, Elena, siempre a su sombra. Siempre queriendo igualarla, aunque Lila sea sucia, pobre y Elena menos sucia, menos pobre. No sabe por qué, pero quiere ser como ella y, cada paso que da, en realidad es sólo un reflejo de lo que piensa que Lila haría. Porque es Lila uno de esos personajes como la Lucile de Delphine de Vigan, únicos, magnéticos, que hipnotizan. Las niñas van creciendo en ese barrio violento. Se hacen mujeres. Elena engorda, le sale acné. Lila se convierte en un cisne (yo la imagino como a Audrey Hepburn) con esa belleza salvaje irresistible, que vuelve locos a todos los hombres.

La novela es maravillosa. Lees 90 páginas y estás dentro. Ya no puedes más que leer. El final en realidad no es un final. Corta la historia en un punto álgido. Tienes que salir corriendo a la librería más próxima a comprarte las siguientes porque cuando este libro acaba ellas sólo tienen 16 años y no eres capaz de ver por donde seguirá la historia. Una historia que te ha atrapado, ya, sin remisión ni vuelta atrás. Atrapa su voz clara, sus matices llenos de verdad. Es la historia de las chicas, es Lila, es Elena siempre queriendo imitar, pero también es el barrio y todos los personajes que por él pululan. Los amoríos. Las injusticias. Los golpes. Todos los personajes tienen algo. Es tan de verdad todo… Una novela imprescindible. Mañana mismo me voy a comprar las tres siguientes. Necesito saber cómo termina, cómo sigue. Fue el libro más vendido en Navidad, sí, pero será también durante muchos meses ese libro del que todo el mundo habla.

“Sabía cómo traspasar los límites sin sufrir realmente las consecuencias”

Con sus diferencias, porque Elena Ferrante o quien sea en realidad, no escribe como García Márquez, me recordó un poco a Cien años de soledad por esa colección de personajes que te cuentan cómo es la vida, que te llevan a Nápoles, a los que ves afrontar la realidad como viene, con sus luces, con sus sombras, con su violencia y sus emociones al límite, con más miedos que esperanzas. La amiga estupenda es Nino, y es Melinda, y esa esa madre bizca, y esa profesora que acuna el talento de sus mejores alumnas, y unos zapatos hechos a mano, y los ricos del Fiat 116, y el hijo del charcutero, y aquel hombre al que todos tenían miedo y cuya casa se tragó las muñecas de dos niñas el día que dejaron de serlo…

De verdad, me ha encantado. Tenéis que leerla.

      

Te gustará: El personaje de Lila. La historia.

No te gustará: Que el final no es un final sino un To be continued. Y da una rabia tremenda no tener el libro siguiente para continuar leyendo.  

   

PUEDE INTERESARTE TAMBIÉN

Un mal nombre, segundo libro de la saga Dos amigas de Elena Ferrante.

Las deudas del cuerpo, tercer libro de la saga Dos amigas de Elena Ferrante.

La niña perdida, cuarto libro de la saga Dos amigas de Elena Ferrante.

  

Añadir a favoritos el permalink.

13 Comments

  1. Pingback:La amiga estupenda | la Kriticona

  2. Nunca he sido un buen lector. A decir verdad, en mi etapa estudiantil, fugaz y un tanto traumática dicho sea de paso, me fumaba hasta los apuntes. Detestaba los libros y todavía más el hecho de que intentaran obligarme a leer algunos de ellos que no despertaban en mí el más mínimo interés. Pero con el tiempo las personas cambian y sus motivaciones también. Salvo una premisa indispensable: para que yo lea un libro debe suscitar en mi una enorme curiosidad, hasta el punto en que su lectura más que un placer, se convierta para mi en una imperiosa necesidad. Algo que tú consigues cada vez que leo una de tus fabulosas reseñas mi muy estimada Kriticona. A pesar de no haber leído “La amiga estupenda”, me fascina el hecho de que todas las críticas destaquen por encima de todo su veracidad y autenticidad. Creo que lo verdadero, lo humano, es hermoso a la vez que muy intrigante. También siento mucha curiosidad por la identidad real de Elena Ferrante porque creo que el hecho de mantenerse en el anonimato, algo que entiendo y comparto, indica precisamente eso: autenticidad y veracidad. Y escribir simplemente por el placer y la necesidad de hacerlo y no para ser escritor/a. Como bien dice en una entrevista escrita a través de sus editores concedida a la revista Vanity Fair es algo sobre lo que se debería reflexionar. Dicen que se sabe que es mujer,italiana, napolitana, madre, separada y mayor de 60 años. Se dice también que es posible que viva en Turín y que nunca volvería a vivir en Nápoles. Y a pesar de no haber leído su tetralogía (en principio iba a ser uno solo, pero cuando llegó a la historia de la boda de Lila se percató de que iba a necesitar un número exorbitante de páginas, por lo que los cuatro libros son en realidad una sola novela muy larga y una historia compacta) creo que tiene mucho sentido si tenemos en cuenta que dice que escribió esta novela bajo el hechizo de “Mentira y sortilegio” de Elsa Morante (curiosa la similitud del nombre con el pseudónimo) publicada en Italia en 1948 y traducida al español por primera vez en 2012 con motivo del centenario del nacimiento de la difunta autora italiana. De esta novela he leído tan sólo las dos primeras páginas por internet y debo confesar que tiene pinta de ser exquisitamente sublime. La novela se editó por primera vez en Turín y Elsa Morante pasó algunas temporadas allí también. Por lo que cobran bastante sentido todas esas suposiciones anteriores si como todo indica, Elsa Morante es un referente para Elena Ferrante. Sé que cuando lea “La amiga estupenda” (no sé cuando será pero ya está en mi lista de los 100 libros que quiero leer) lo sabré con casi total certeza porque este tipo de adivinanzas, modestia aparte ;), se me dan muy bien. Aunque por otro lado de ningún modo voy a subestimar la intuición femenina, que dicho sea de paso suele ser muy acertada casi siempre, de alguien tan suspicaz y inteligente como tú Kriticona ;)… pero mi pregunta para ti es: ¿es posible que escriba como si fuera un hombre en la piel de una mujer por haberse visto obligada a vivir como un hombre siendo una mujer?… Tengo la absoluta certeza de que algún día saldremos de dudas.
    Mientras tanto no dejes de despertar mi curiosidad Kriticona ;) Saludos!

  3. A decir verdad tengo toda la saga (y una trilogia anterior) sin haber leído siquiera uno de los libros (todavía). Es difícil pasar por alto tanta buena crítica, y aunque suele mosquearme cuando un libro es aclamado tan unánimemente, en este caso siempre hay algo en todo lo que leo que me llevó a ir cogiendo todos los libros de Elena Ferrante sin pensarlo mucho.

    Sobre el debate de si es hombre o mujer. Hay otra posibilidad, quizás más compleja, y es que sea escrita por dos personas: hombre y mujer ¿te la has planteado?. Reconozco que ese “juego” sobre quién hay detrás de Elena Ferrante es un añadido que aumenta mi interés por la lectura. Porque aunque leo a muchos autores, soy consciente de que la conexión más fuerte siempre se da con escritoras, de hecho mis autores fetiche son, la mayoría (por no decir todas), mujeres. Así que tengo curiosidad por leer a Elena Ferrante y saber qué me dice mi intuición.

    Aunque tengo que decir que tu razonamiento me parece muy sólido y de los más clarividentes que he leído al respecto :)

    Un abrazo

    • Ana! Ay, no sabes cuánto me ha gustado el segundo libro. Muchísimo. Tengo la entrada ya medio escrita (ayer libré y aproveché para ponerme al día, cada día me cuesta más arañarle tiempo a mi agenda). Después de leer ese libro, el segundo, no tengo duda: tiene que ser mujer, sólo una mujer puede escribir así desde el corazón de una mujer. Me ha encantado. Dale una oportunidad. De verdad que es un libro que te sorprende… Y te engancha. Eso sí, ahora mismo estoy con el tercero y en las 120 primeras páginas le falta la fuerza de los anteriores. A ver cómo termina. Me han contado que el último, el cuarto, es tan bueno como el primero, pero yo me quedo con el segundo. Me ha encantado vivir casi en propia piel su paso por la pubertad, su camino hacia la edad adulta. Me ha encantado! Un beso enormeeeeeeeeeeeeee

  4. Elena Ferrante es mujer, italiana, napolitana, madre, separada y mayor de 60 años. En una entrevista concedida a Vanity Fair, la autora declaraba haber escrito la tetralogía napolitana bajo el hechizo de Mentira y sortilegio de Elsa Morante.

    http://www.elmundo.es/cultura/2015/11/15/564799d446163f0f1f8b457c.html

    • Después de leer el segundo libro, no tengo duda, tiene que serlo. En el primero no me lo pareció, pero en el segundo… Es que tiene que ser mujer, ha de serlo. Me ha encantado. Ahora voy ya por el tercero y, de momento, en 120 páginas aún no he encontrado la magia de los dos anteriores. Gracias por tu comentario Leonor! Un beso

  5. Pingback:Un mal nombre, de Elena Ferrante | La Kriticona

  6. Pingback:Las deudas del cuerpo, de Elena Ferrante | La Kriticona

  7. Pingback:La niña perdida, de Elena Ferrante | La Kriticona

  8. ELENA FERRANTE:
    En el mes de agosto leí La amiga estupenda, el libro que Daniel Pennac le obsequia a todos sus amigos, no me produjo ni frío ni calor, una especie de aletargamiento más bien. Y aunque es una obra muy bien escrita, la verdad es que no me sedujo para nada, incluso me aburrió, no veía la hora de terminar el libro. Me parece una obra más decimonónica que del siglo XXI. Eso sí, rescato el hecho que habla sobre múltiples asuntos que nos afectan a las mujeres, como la menstruación, o el abuso sexual, o el machismo, o la misoginia; pero sobre todo la diferencia en la educación impartida a hombres y mujeres. Lo que habría que rescatar es que hurga en la intimidad de la mujer, en el universo femenino que ningún hombre podría vislumbrar por razones evidentes. Así que si les interesa conocer un poco más sobre nuestra psiquis y sobre nuestra forma de ver y sentir el mundo, la familia, los vecinos, el primer amor, las primeras caricias, pues a lo mejor ahí tendrían a una excelente narradora. Otra de las características a resaltar es que su libro es un registro de todos los cambios que sufrió Italia, en este caso Napóles, después de la 2a Guerra Mundial. Y no, defintivamente no es un libro que podría ser catalogado como realismo mágico, lo digo porque algunos críticos literarios han hecho ese comentario, algo que a mi modo de ver es completamente disparatado. Berta Lucía Estrada Estrada

    • Hola Berta. Estoy de acuerdo en todo lo que dices (gracias por el apunte!). Yo lo comparo con Gabo porque me parece, sin que su manera de escribir se parezca para nada, esto no es realismo mágico, sí que me recordó a Cien años de soledad en que es una novela llena de voces, de viviencias, con múltiples hilos, subhistorias, la vida que se pasa y se percibe. A mí me gustó mucho (excepto la primera parte del tercer libro de la saga). Ahora leo Crónica del desamor y el segundo relato me encantó anoche. Un abrazo y gracias por tus palabras!

  9. Pingback:Crónicas del desamor de Elena Ferrante | La Kriticona

  10. Pingback:Los mejores libros del año (2016) | La Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>