La caja negra

La caja negra Michael Connelly lakriticona

“Siempre hay un elemento en particular que hace que lo demás cobre sentido. Si lo encuentras, te ha tocado la lotería. Es como hallar la caja negra de un avión”

  

Si quieres ‘La caja negra’ puedes comprarlo en este enlace de La Casa del Libro

Así como la novela histórica no me gusta, reconozco que me como las novelas policíacas. Desde niña me atrajeron los thrillers, la resolución de los crímenes, descubrir que el asesino no siempre es el mayordomo, los grandes misterios que se desenredan tirando de un hilillo, a priori, un hilillo sin más, suelto. De hecho, soy experta en el programa Crímenes Imperfectos. Los he visto todos. Pues bien, La Caja Negra es el segundo libro de Michael Connelly que cae en mis manos y, aunque me parece bueno, arma bien la trama, sorprende, atrapa, me ha resultado demasiado lento.

No llego a encontrar una novela negra que se convierta en una referencia. Me gusta sí, pero no te atrapa como las mejores obras de Mary Higgins Clark o Agatha Christie. Ella saben crear una atmósfera que te ahoga, que te empuja a devorar las paginas en la búsqueda del asesino. De la Clark me lo he leído casi todo, aunque tiene un problema, leída una, leídas todas. Aun así tiene una trama que funciona como el interior de un reloj suizo. Potente, perfecta, precisa.

“Una mujer venida desde muy lejos y llamada Anneke yacía muerta, y quería saber quién la había matado y por qué”

En el caso de Connelly y su inspector Harry Bosch, al final te atrapa, pero a mí me costo meterme, la trama avanza demasiada lenta, leí a trompicones hasta la pagina doscientos y ya, desde ahí, sin aliento. Quizá La Operación Tormenta del Desierto y la temática en sí del libro no me atraen, en principio, demasiado. Comienza con el foco entre bandas rivales en L. A. para terminar resolviéndose todo mirando a un barco de recreo militar, y algo más, en la Guerra del Golfo

Me gustó más otra novela de Connelly, la otra que me he leído, protagonizada también por Bosch, El vuelo del ángel, pero debe ser mucho mas antigua porque me costo reconocer en este Bosch casi jubilado y padre de una adolescente que anhela ser Policía en aquel veterano, pero sólo veterano, atribulado por Eleanor, una mujer adicta al juego que ya nunca duerme en casa…

Sentí más real a aquel Bosch. Tocabas más sus miserias y tristezas. Éste me pareció más autómata, más robot. Por eso, quizá, la novela me gusto menos. Por eso, de momento, Henning Mankell y su inspector Wallander siguen los primeros en mi top de novelas policiacas…

  

Te gustará si: Te gusta la novela policiaca. No tiene nada más especial.

No te gustará: A mí al principio se me hizo demasiado tediosa y aburrida. Cuesta entrar en la trama.

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Pingback:La caja negra | la Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>