La casa entre los cactus

La casa entre los cactus by lakriticona

  

“Rose abrió los ojos con la certeza de que algo malo había ocurrido…”

 

Si te quieres leer ‘La casa entre los cactus’ puedes comprarlo en este enlace

Esas serpientes que, se intuyen, son los cactus que, quizá, no tengan esa forma por casualidad. Como el humo negro que sale de la chimenea de esa casa. Inquieta, como toda la novela de Paul Pen. En algún sitio he leído que se le llama ‘el Stephen King español’. Quizá llegue, sí, quizá lo haga. Su libro es lo mejor que he leído en novela suspense en tiempo. Por qué cuenta y cómo. Perseguiré su nombre. Y vosotros también deberéis. Si no le conocéis, este es un buen libro para descubrirle.

Porque yo no le conocía. Paul Pen. No había leído su nombre por ahí. Aunque en 2011 la Fnac le considerara Nuevo Talento (me lo ha chivado la Wikipedia). Aunque su primera novela, El aviso, El País la definiera Sobresaliente. Aunque mi querida Rebeca es íntima de una amiga íntima suya, que ya, hace tiempo, le recomendó leerle (y Rebe me hace llegar todas las recomendaciones que le llegan, y Rebe acierta). Guionista de televisión, de veras tiene algo diferente. Algo que le diferencia de los demás autores españoles de thriller. Escribe bien, muy bien, no sólo envuelve. Y te cuenta historias inquietantes.

“Tan sólo el brillo de la luna permitía adivinar las siluetas de las rocas y cactus que completaban el paisaje hasta donde alcanzaba la vista”

La casa entre los cactus atrapa desde la primera página. No has de pasar muchas más. Estás dentro desde el primer folio. Y no te suelta hasta el final. No quiero contar demasiado del libro porque es de esos Caja de Pandora, con giros que le dan la vuelta a todo lo que pensabas. Es una familia, padre y madre con cuatro hijas, todas con nombres de flores, que vive apartada. Del mundo. De la ciudad. De los otros. Entre cactus, que siempre pinchan, aunque no quieras. Apartada en medio del desierto americano. Dos son pequeñas, gemelas, las otras dos mayores, adolescentes, con ganas de vida, de chicos, de amores. Ellos, los padres, son ideales. Perfectos. Esos que cualquier hija desearía tener. Atentos, cariñosos, entregados. Sin embargo…

Sin embargo está el humo de esa chimenea. Y la tumba de la quinta hermana, su guitarra en el salón, que ya nadie toca. Y ese chico, tan guapo, que un día de pronto aparece. Y se queda, consigue quedarse. Y de pronto uno entiende por qué el humo negro de la chimenea…

Y hasta ahí voy a escribir.

“Iris sabía por sus libros que las historias de amor más poderosas suelen acabar en tragedia”

El resto os espera en sus páginas. De verdad, os lo aseguro, os sorprenderá. Ese traje, el Stephen King español, le sienta como un guante. Lo lees en un día, te lo bebes en dos ratos. Por mi parte, sólo dos sombras: una tiene que ver con la hermana mayor (no llegas a saber por qué todo), otra con el final: sorprende, es absolutamente diferente a lo que esperas, el último gancho de Pen, y no sabes si te gusta o no. Por un lado es diferente, por otro…, por otro no sé: es de lo que te dejancon cara de tonto.

PD: Yo estoy esperando otros lectores como a la lluvia para poder comentarlo. Así que, si lo leéis, por favor, escribidme (lakriticona@gmail.com). Necesito hablarlo con alguien.

 

Te gustará: Si lo hacen los thriller, una buena novela de suspense. El personaje de Melissa.

No te gustará: El final, quizá.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*