La fiesta de la insignificancia

La fiesta de la insignificancia Milán Kundera lakriticona blog

   

“El ser humano no es sino soledad (…) Una soledad rodeada de soledades”

 

Cuando hace unos meses vi que Milán Kundera iba a publicar una nueva novela me ilusioné. Muchísimo. Pensé que no llegaría a leer nada nuevo suyo, así que subrayé en mi calendario septiembre en rojo. Se publicaba La fiesta de la insignificancia y eso era algo más que una fiesta. Pero… mentiría si dijera que me ha gustado. Me parece una novelita, un relato largo. Y eso no es lo peor, lo peor es que en ella no he encontrado al Milán Kundera que siempre logra apretarme el alma. Hay quien la valora, por ser la última carcajada de un escritor de vuelta de todo, pero no sé, yo no he sido capaz de encontrarle la genialidad por ningún lado.

Quizá, lo único bueno, sea que en los tiempos del crop top Kundera sitúa el ombligo como símbolo erótico. El ombligo, actor fundamental en el proceso de la vida, también es una de las partes del cuerpo más fascinantes y que emboba a uno de sus protagonistas, Alain. Eso me ha gustado (e inspirado para la foto). Pero no el resto de la novela. Entiendo, como bien me indicó mi guía, el librero de Los Ojos Verdes, que es una novela escrita en clave cómica, en la que Kundera se ríe de todo, un vodevil alegre e inocente, en el que compone la historia de cuatro amigos que viven en París y hablan sobre sus éxitos y fracasos en la vida y sobre las mujeres.

Pero también hay capítulos dedicados a Stalin. Y una historia fascinante alrededor de una mujer suicida (quizá la parte que más me gustó). Todo para mirar lúcido, lo estúpido del paso del ser humano por la tierra. Tampoco soy capaz de explicar mucho más o mucho mejor. No me enteré demasiado. No llegué a entenderla en ningún momento.

Y es que…

No sé. A mí particularmente me ha sabido a muy poco. Esperaba más. Una de esas novelas que me arrancan el alma a mordiscos. Me encanta cómo escribe Kundera. He leído toda su obra. La insoportable levedad del ser siempre será mi libro favorito. Su estilo, entre la filosofía y el existencialismo, sin adornos, de frases cortas que te golpean como puños de acero cerrados, es el mejor de todos los que yo jamás he leído. Me encanta cómo escribe Kundera. Amo a Kundera. Pero me entristece pensar que esta haya sido su última novela y que a mí me haya sabido a tan poco. 

   

Te gustará: Se lee muy rápido y es interesante leerla como el último acto en el que Kundera se ríe de todo, su sainete final. Si quieres comprártelo, pincha aquí.

No te gustará: A mí me ha sabido a muy poco. 

Añadir a favoritos el permalink.

4 Comments

  1. Vaya! A mi también me resultó un poco sosa. Le falta un nosequé…
    Quizá, pasado un tiempo, la volvamos a leer y le encontremos ese nosequé que ahora no le vemos.
    No sé, quizá…

    Por cierto, me encantan estas cosas que haces :)

    • Jo, Anna, muchísimas gracias! Me pasó lo mismo que a ti. Es que es Kundera, sí. Pero le falta lo que hace a Kundera mi escritor favorito :( Ojalá pase eso que dices! Aunque creo que ninguno de sus libros superará lo que me impresionó La insoportable levedad del ser. Gracias por estar al otro lado. Me voy a echar un ojo yo por tu blog! Un besazo

  2. Emilio José Pazos Brenlla

    He descubierto este sitio y me está fascinando. Compartimos gustos, autores y hasta en cierto punto, coincidimos en valoraciones. Referendo todo lo que has escrito sobre esta “novela corta”. He acabado la semana pasada de leerla y creo que es una suerte de capítulos finales. Parece que Milan Kundera está volcando aquí un compendio de todos sus temas, obsesiones que ha manejado a lo largo de su obra. En esencia, es reconocible la mano de Kundera pero también es cierto que parece un Kundera nostálgico, sin la misma energía vital. Me ha gustado como escribes y debo confesarte que “La insoportable levedad del ser” es también mi libro preferido.

    • Hola Emilio, en primer lugar disculpa la tardanza en contestar. He tenido mucho lío en mi trabajo y no he tenido ni un sólo minuto para el blog. Muchísimas gracias por tu comentario. Es la leche. Gracias. Amo a Milán Kundera. Su manera de escribir. Su forma de contar. Es una pena que el último libro te deje así, como a medias, pero merece la pena sólo por leerle a él. Un beso gigante y gracias por tus palabras!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>