Losers

Losers lakriticona blog

“La locura tiene ese puntito de atracción dentro de su mala fama, es como esa rubia cachonda con ojos de liarla parda”

 

Imagina. Un día llegas al trabajo y en tu sitio te espera un paquetito perfectamente envuelto en papel reciclado. Tiene tamaño de libro. La dirección en mayúsculas. Letra picuda. Franqueo en Madrid. No hay remite. En la parte de atrás del sobre sólo enormes trozos de celo transparente, mudos, pero no. “Este no es un paquete hecho en serie. Esto es algo que han hecho sólo para mí”, me dicen, antes de abrirlo. Dentro, un libro, Losers, con piel de terciopelo, firmado por alguien cuyo nombre es la primera vez que leo: Panfilo Castaldi. Y en ese momento, antes de todo, ya supe que eso que tenía entre las manos era algo especial. Y no, no me equivoqué. 

Basta leer sus créditos para saber que Losers es único. En la forma (¡el autor lo autoeditó imprimiéndolo en una fotocopiadora!) y el contenido: “Estos relatos se escribieron durante mi estancia en casa del payaso. Pero no te creas que es un “payaso” irónico, no. El tipo que me la subalquilaba es un payaso real, de circo, y se gana la vida de puta madre. Sólo le he visto un par de vecdes por Skype y en la vida real no es muy cachondo. Más bien tiene un poco de mala hostia. Me recuerda a aquella canción de Machín: ‘Era su vida, la de un pobre payaso Que reía con ganas de llorar‘. En fin, puta bida tete“, dice su epílogo. Lees eso y ya te engancha. Porque suena diferente y, sobre todo, suena muy verdad, aunque lo que cuente sea más impostura que realidad.

Cuando lo abrí, una dedicatoria escrita en la misma letra picuda del sobre, me llegó al corazón: “Hola Patricia, no me conoces, igual sí. Coincidimos hace muchos años. Sigo tu blog con entusiasmo, el mismo que demuestras en tus críticas. Abusando de tu tiempo te mando mi primer libro por si te gustaría echarle un ojo. Me encantaría verlo reseñado en lakriticona. Tanto si lo consideras bueno como una gran mierda, sería un honor. Ojalá llegue a su destino. Bs”. Lo firma una letra que parece una A. Me encantó. Lo que dice. Cómo.

“Tienen ojos tristes, pero miran a un lugar en donde ni tú ni yo hemos estado nunca”

Original e inteligente, Losers es satírico y lúcido. Está bien escrito, desde dentro y no es que yo estuviera predispuesta por cómo lo recibí o por su carta de presentación (la dedicatoria). Es por sus historias cortas, de una página, dos como mucho, que resultan fotografías sociales con las que su autor voltea tópicos. Es por su Manifiesto Bolardo. Es por los Nazis hipster y por los Hombres Ikea. Es por La chica que soltaba plumas y por La zorra y la rana. Un capítulo lo resume todo: Mail de los Corintios a San Pablo. Jajajaja. Cuando lo leí, pensé: “Qué ocurrencia. Qué bueno”. Los Corintios, esos a quienes San Pablo escribió la carta que se lee en todas las bodas, cansados, ahora escriben un mail (briefing incluído) con los matices que ellos añadirían. Ma-ra-vi-llo-so. Absolutamente genial.

Editoriales, lectores del mundo. Este es un libro cojonudo. Y no sólo por los huevos que ha tenido su autor para imprimirlo así, con tanto ingenio y desparpajo, es que los veintinueve relatos que lo forman son brillantes. Desde el código Catpha al Foxbook, sabes que quien está al otro lado, es un tío inteligente que suena a literatura beat, a Alberto Olmos, al Tom Wolfe de La hoguera de las vanidades, a Junot Díaz, a Nocilla Dream.

Y es una pena porque no sé dónde puede conseguirse, dónde puede comprarse. Ni siquiera sé quién lo escribió. Lo primero que hice después de leer la dedicatoria fue poner Panfilo Castaldi en Google. Pero es un seudónimo. El nombre de un impresor italiano de la época de Marco Polo, no una pista. No sé cómo podéis leerlo. A no ser que, por suerte, un día, al llegar a vuestro trabajo os espere un paquetito marrón con vuestro nombre en letras picudas… 

Gracias, amigo desconocido. No sé si te conozco de Facebook, de Twitter o si te conzoco a secas. Pero me has hecho un regalo inolvidable. No sabes cuánto me ha gustado. Casi tanto como tu libro.

  

Te gustará: Por supuesto. Es irónico e inteligente (muy para ellos). Su propia historia es fascinante. Impreso en una fotocopiadora, como si fuera de otro tiempo, de cuando los libros se hacían uno a uno.

No te gustará: Que no pueda comprarse en ningún lugar (si algún día su autor vuelve a ponerse en contacto conmigo y me lo dice, os lo escribiré en mayúsculas. Losers es un libro que merece la pena, y mucho, leer).

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>