No y yo

No y yo Delphine de Vigan lakriticona  

“Mi madre hace años que no sale de casa y mi padre llora a escondidas en el cuarto de baño”

  

No y yo es otra joya de Delphine de Vigan. Una novela chiquita, publicada en 2007, que ganó el Premio de los libreros franceses y está llena de amargura, de corazón y heridas, de soledad y de esperanza. Mira que Las horas subterráneas me gustó, pero podría decir que, incluso, No y yo es aún mejor. De las cuatro novelas que he leído de Delphine de Vigan es la que más se acerca a la inmensidad abrumadora de Nada se opone a la noche.

Comencé a leerla cuando las lágrimas que me dejó Las horas subterráneas aún no se habían secado de mi almohada. Cerre aquel libro y comencé inmediatamente después éste. Su introducción ya me golpeó con fiereza. Y asentó una verdad en mi cabeza. “Tú escritora favorita ya no es Dulce Chacón (añorada, Dulce, cómo echo de menos todas esas historias que jamás pudiste escribir, como echo en falta que la vida te hubiera dado más tiempo para contármelas, ay). Tú escritora favorita ahora es Delphine de Vigan“. Y lo es por novelas como ésta: No y yo.

Qué intensa es Delphine de Vigan. Voy en el metro y leo como hacía años que no lo hacía. Ajena a los periódicos, a los ruidos y al whassap. No leo. Devoro. Paladeo. Me emociona. Ojalá pudiera pasarme el resto de mi vida leyéndola sólo a ella. Eso pienso ya en la página tres. Cuando me topo con esa frase que define la desolación más absoluta que da cuerda a Lou, la protagonista: una madre que no sale de casa y un padre que llora en el baño. Ese es su mundo.

Lou, una adolescente, superdotada, adelantada dos cursos a su edad. Una niña chiquita, enclenque, sin desarrollar, al fondo de una clase, invisible, de una inteligencia rápida y cautivadora. Y su madre, ay, su madre, los lectores de Nada se opone a la noche reconocerán muchos rasgos de Lucile en esa madre…

Un día, Lou, en el metro, conoce a No. Una chica más mayor que ella, de 18, que vive en la calle. Y entonces, Lou trata de salvar a No, de devolverla a la vida normal, la de los madrugones y las prisas, la vida de ese mundo con normas que le da de bruces en la cara. Y, mientras No bebe vodka limón y Lou se enamora de poco a poco, pasan los meses, y los desengaños de la vida. Y, mientras, Lou se hace mayor.

Lou y sus cuentas de todo.

Lou y sus pensamientos en la cabeza que no cesan.

Lou y esa madre que podría llamar Lucile.

Lou y ese París de noche, abierto como una fauce.

Lou caminando, vista desde atrás, con otra chica y su maleta.

Lou y ese beso que no llega.

Y así, de poco en poco, llego al final de No y yo, quizá la segunda novela de esta escritora francesa que más me ha gustado. Y no quiero. Lo he postergado. He intentado racionalizar. Leer de poco en poco. Pero aún así ha llegado el final. Y me emociono. Qué buena es Delphine de Vigan. Cuatro de cuatro. Ya no puedo llamarlo casualidad. Quiero leerla entera. Como si fuera mía y sólo para mí. Eso siento en estos momentos. Vacía porque ya no puedo seguir leyendo nada suyo. Frustrada por no saber francés. Me pasaría leyéndola el resto de mi vida. Eso es lo que siento hacia esta escritora. Un flechazo literario. Y lloro por No. Y lloro por Lou.

Otra pelota de lágrimas como un puño en mi almohada.

Y otro.

Delphine me ha arrasado con sus cuatro novelas traducidas al español (Nada se opone a la noche, Días sin hambre, Las horas subterráneas y No y yo). No puede ser casualidad. Qué final. Qué redondo. Más lágrimas (Delphine siempre consigue hacerme llorar). Lágrimas que rodean una sonrisa entre nostálgica y alegre de camino a la almohada. Ay, Delphine, cómo me gustas, cómo me llegas, cómo me todo.

Te gustará si: Te gustan las historias profundas, la pérdida de la inocencia, el estilo abrasador de Delphine de Vigan.

No te gustará si: No sé, dímelo tú, no soy capaz de entender que a nadie le guste esta escritora.

 

Añadir a favoritos el permalink.

6 Comments

  1. NADA SE OPONE A LA NOCHE lo he marcado como uno de los libros más extraordinarios que haya leído jamás.Lo hice después de leer tu krítica. Me encanta Delphine De Vigan. Me acabo de bajar a mi Kindle NO Y YO. Gracias por tus recomendaciones!!!

  2. Pingback:Mi planta de naranja lima | La Kriticona

  3. Pingback:Vanessa Smith

  4. Pingback:Nada se opone a la noche de Delphine de Vigan | La Kriticona

  5. Pingback:El 6º continente, de Daniel Pennac | La Kriticona

  6. Pingback:Basada en hechos reales de Delphine de Vigan | La Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>