Proverbios y cantares de Antonio Machado

Antonio Machado Proverbios y cantares lakriticona

  

“Oh calavera vacía!/ ¡Y pensar que todo era/ dentro de ti, calavera!”

  

El otro día, limpiaba mi estantería y de pronto este libro cayó entre mis manos. Antonio Machado. Quién no conoce a Machado. Quien no ha escuchado eso de “Caminante, no hay camino,/ se hace camino al andar”, su poema más famoso. Lo hemos estudiado en el colegio. Es verso también de una canción de Serrat. ¿Sin embargo? ¿Qué he leído, qué conozco, de Machado

Es uno de los poetas más grandes de la literatura española pero salvo lo que leí y estudié sobre él en el colegio (que hace años que olvidé, por otro lado) no era capaz de definir su estilo, de saber cómo continúa eso de caminante no hay camino. De hecho, mi cabeza vinculaba a Machado con los cipreses, los campos de Castilla y el camino.

Nada más.

No sé si acertada o no. Si bien o mal. Pero Machado no me decía nada.

Rescaté el libro de la columna de los libros para vender y lo abrí. Por curiosidad. Por llenar esa laguna en mi cabeza. Por tener formada mi propia opinión de Machado. Y la verdad es que he descubierto a un poeta profundo y tierno, torturado ante el paso del tiempo, el fuego que anidaba en su interior, sus pensamientos certeros, sus sentencias, tan reales un siglo después, su corte existencialista.

Lleve el libro (además, libro, de papel, se me haría muy raro leer a Machado en un eBook, como si uno y otro estuvieran en dimensiones que no encajan) de un lado a otro durante días. Fotografié decenas de frases. Y a cada página que pasaba, más me sorprendía lo que leía.

“Tuve mi corazón, encrucijada/ de cien caminos, todos pasajeros,/ un gentío sin cita ni posada,/ como en andén ruidoso de viajeros”.

“Con el incendio de un amor, prendido/ al turbio sueño de esperanza y miedo,/ yo voy hacia la mar, hacia el olvido/ -y no como a la noche ese roquedo,/ al girar del planeta ensombrecido-./ No me llaméis, porque tornar no puedo”.

“Hoy que será Mañana,/ del Ayer que es Todavía”.

“No extrañéis, dulces amigos,/ que esté mi frente arrugada:/ yo vivo en paz con los hombres/ y en guerra con mis entrañas”.

Frases que ya jamás olvidaré. Que ojalá hubiera leído más a fondo cuando estudiaba. Entonces Machado sería mucho más que cipreses, campos y caminos en mi cabeza. Ya lo es. Como ese libro que jamás volvió a la columna de libros por vender.

Te gustará si: Os recomiendo que hagáis una relectura de Machado si os pasaba como a mí. Descubriréis un escritor lleno de aristas, íntimo e hiriente.

No te gustará si: Machado es un poeta que debe leerse. Aunque no te guste. Uno de nuestros clásicos. Uno de los grandes. Es como conocer la música de The Smiths, te puede gustar o no, pero todo el mundo debería conocer cómo suenan sus acordes.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>