Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End

Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End 

“Aquella casa ya no existe. Ni aquel altillo (…) Tampoco la puerta del baño, ni las frases de aquella novela escritas con acrílico en la pared del comedor. Y tú ya no volverás a coger trenes per venire da me”

  

Si te quieres leer ‘The End’ puedes comprarlo en este enlace a La casa del libro

Y, de repente, aparece una novela que parece escrita sólo para ti. Cada frase, cada letra. Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End, de Paula Bonet. Oh. No encuentro aún las palabras que puedan describir este libro. No, libro no. Esa palabra se le queda chica. Esto es algo más. Es arte. O magia. Es su papel satinado. O, quizá, las bellas, bellísimas ilustraciones con las que Paula Bonet completa los relatos. O la prosa poética con la que narra todo eso que escinde en dos la palabra nosotros, que vuelve a dejarla en dos piezas que ya no encajan: tú y yo., que te alejas. O yo, que me voy.

Paula Bonet nos regala un trocito de su alma en este libro. Es una puerta abierta a su corazón. Es tan intimista… Sus dibujos, maravillosos, tiernos y bellos. Sus letras, sus frases cortas. Su poesía. El decir tanto en tan poco. Porque Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End no es algo que lees, es una obra de arte que acaricias. Cuando lo abres, te asalta un olor. El de septiembre. El de las cosas por estrenar que sólo guardan las páginas de los libros de texto cuando eran nuevos y los abrías por primera vez para forrarlos. Qué curioso. Un libro que habla de finales lo primero que te recuerda es al olor de un principio.

“Al principio, la casa se parecía a un cuerpo con un brazo amputado: demasiado evidente que no estabas”

Cómo me ha gustado. En mi librería ocupa ya un lugar destacado. Me encanta mirarlo. Ver a la chica del pelo de azul de su portada (que tanto me recuerda a esa maravillosa película, La vida de Adele). Tocarlo. Cogerlo. Releer alguna de sus historias cortas, a veces de tres páginas, a veces de dos frases, a veces de un sólo trazo único. Y volver a sentir el corazón anudado ante todos esos finales en los que reconozco algún , en los que aún late algún yo.

Me costó mucho elegir una frase que resumiera la honda nostalgia que deja. Me pareció perfecta esa que habla de casas que ya no existen, de trenes que ya no se cogen. ¿Adónde se va todo eso que un día sentíamos que nos completaba? De pronto se esfuma. Desaparece. Adiós. Bye, bye y, si te he visto, no me acuerdo. Y, para mí, esa frase lo resume, todo. Pero no es la única. “No te acabes nunca/ o por lo menos/ por favor/ no lo hagas antes que yo“, grita otra.

 Ay. Cuánto en tan poco.

Ay. Cómo me ha gustado.

Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End es un libro para regalar y para pensar, para guardar y para releer, para mirar hasta aprendérselo de memoria. Un libro que merece la pena guardar en papel. Se convertirá en una de las joyas de vuestra librería. Eso, y que hay muchas maneras de decir adiós, y que Paula Bonet las cuenta todas.

 

Te gustará si: Es imposible que no lo haga. Es precioso. Y llega mucho, muchísimo, todo. Si quieres comprártelo puedes comprarlo pinchando aquí. Acabo de ver que han editado una edición especial con material inédito y un kit especial por 29,50 euros, también dejo el enlace para poder comprarlo (aquí). Es un regalazo.

No te gustará: Ay, si no lo hace es que no tienes corazón. Me parece imposible que a alguien no pueda gustarle, o emocionarle, aunque sólo sea un poquito.

 

Añadir a favoritos el permalink.

8 Comments

  1. Pingback:Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Bueno!!!! Obviamente ya lo anoto en lista de espera y estoy seguro que no me defraudará. Por lo demás, este análisis, esta “krítica”, creo yo, supongo a la distancia, te pinta de cuerpo entero. Sin haberte visto nunca, tus palabras hablan por ti. Yo te conozco.

  3. Pingback:Los mejores libros que leí en 2014 | La Kriticona

  4. Pingback:Los libros más buscados en lakriticona.com en 2014 | La Kriticona

  5. Pingback:Cuarenta y cinco libros para regalar en Navidad y no equivocarte | La Kriticona

  6. Pingback:Vanessa Smith

  7. Pingback:Todo lo que nunca te dije lo guardo aquí de Sara Herranz | La Kriticona

  8. Pingback:Antes de que te vayas quiero decirte | La Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>