Rebelión en la granja

 Rebelión en la granja George Orwell lakriticona

  

“De algún modo parecía como si la granja se hubiera enriquecido sin enriquecer a los animales mismos; exceptuando, naturalmente, los cerdos y los perros”

 

Hace muchos, muchos años que tenía pendiente leer Rebelión en la granja. Muchos me decían: “Lee y verás“. Y yo sabía que sí, que leería, vería y que me gustaría, porque George Orwell ya me desmontó hace una década con 1984. Ese libro que habla del Gran Hermano que todo lo ve y que veo cada día, en las calles, en las tiendas sucias y cerradas, en los carteles de Se Vende, Se Alquila, Se Traspasa, en los discursos políticos, en las primeras páginas de los periódicos. Allá donde miro leo a Orwell, veo al Gran Hermano. Y un escalofrío recorre mi cuerpo. Desde la punta de la cabeza hasta la mismita punta de la uña gorda del pie. Pues Rebelión en la granja te deja una sensación parecida. O peor.

Porque cuando leí 1984 no vivía en el centro de ese mundo descrito por Orwell, pero ahora sí, y por eso, por la cercanía, porque allá donde mire reconozco, una naúsea se ha instalado en lo alto de mi estómago, una naúsea que no se ha ido, una naúsea como la de Sastre, que quizá no se vaya nunca ya del todo. Porque libros como Rebelión en la granja son de una profundidad tal que te hacen dejar de creer en el ser humano. Nos decriben como somos. Con la miseria como denominador común. El poder corrompe. Siempre. De siempre.

El hombre, un lobo para el hombreYa lo decía el filófoso. Y yo estoy más cerca de eso que de aquello de que El ser humano es bueno por naturaleza. Y una leche. Casi siempre ganan los malos. ¿Por qué este libro no lo leí en el colegio?

Debería ser una lectura obligada en todos los institutos y colegios de todo el mundo en cuanto los niños tengan un poquito de cabeza. Además, la metáfora de los animales sirve para que esa lectura les entre mejor, que crean que les están contando un cuento, un cuento cruel, pero cuento. Y que, al acabarlo, ese cuento sea moraleja. Y que crean que la historia está para cambiarla. Que es la gente como el cerdo Napoleón y no la raza humana en general quien no merece esperanza.

La granja Manor es un calco de lo que ocurre en muchas sociedades de principio del siglo XXI. Esos animales que se rebelan contra el despotismo para caer en algo aún peor, la tiranía de sus iguales. Pero lo aceptan. Lo de antes era peor. Unos pocos, los elegidos, engañan y dominan con la violencia y el miedo. Es tremendo. Se me pone la piel de gallina mientras escribo, mientras recuerdo. Porque te anulan la capacidad para pensar por ti mismo. Si lo haces, estás muerto. Da igual que seas un animal o una persona, el hombre ya se encarga de aniquilar cualquier sociedad o sueño que suene a utopía en el papel. Es nuestro egoísmo. O lo que turba el poder. Sólo si quien tienes al lado es débil tú serás fuerte.

Me espanta leer los desmanes de Napoleón y sus secuaces en las páginas de Orwell. El estómago se me llena de bilis. Siento que la arcada crece, que ya es general, que ya invade todo mi cuerpo. Esos animales que son personas. Pero no hay libertad en la Granja Manor. No existe el sueño, la utopía. Porque en el salto del papel a la realidad alguien querrá aprovecharse, meter la mano, enriquecerse, ganar, sentirse el rey, reinar. Recuerdo 1984 y la sensación de estar movida por hilos que una mano invisible mueve desde arriba, caminar como envuelta entre niebla, bajo un yugo sucio y gris.

Con Rebelión en la granja llamo jungla al mundo. Ya lo dijo Darwin: “Sólo los mejores sobreviven. Los más fuertes”. Y así muchas veces convertimos el mundo en algo peor. Esa pequeña granja sólo es un minúsculo ejemplo del planeta tierra. A escala, tan preciso que pasma. Es tal el paralelismo que a veces apartas la vida. La manipulación abrasiva. A veces te dan ganas de dejar de leer. Y cómo nos engañan. Sobre todo eso. Porque esa rebelión puede estar pasando en cualquier lugar del mundo, en cualquier esquina. Siempre habrá un poder contra el que levantarse. Una rebelión clandestina, susurrada, naciente, cuchicheada entre trabajadores que mueren de frío y hambre en la calle mientras un tirano se fuma un puro en su sofá.

Porque lo peor de Rebelión en la granja es la certeza de que las personas como Boxer, trabajadoras, humildes, honestas, buenas, nunca llegan. Que en el fondo nos gustan que nos dominen, que nos manden, que piensen por nosotros y que, normalmente, no le damos ese poder a quien lo merece. Que se lo regalamos a quien lo usa para un enriquecimiento personal, no global, no para todos. Por eso no hay esperanza para el ser humano. Todo intento acabará como el molino de viento de esa granja, por el suelo, despedazado, aniquilado.

Te gustará si: Es una obra maestra de la literatura. Obligada lectura. Devasta. Corta, sublime y terrible.

No te gustará si: Imposible que no lo haga.

Añadir a favoritos el permalink.

17 Comments

  1. Pingback:Rebelión en la granja en lakriticona.com | la Kriticona

  2. Tuve la suerte de tener profesores muy lúcidos en la facultad, uno de los cuales no se atenía solamente a los libros de sociología para aprender y entender de sociología. En ese sentido nos aconsejó leer, entre otras, dos novelas emblemáticas, más profundas y claras que teorías de muchos científicos de las ciencias sociales: Rebelión en la Granja y El señor de las Moscas de William Golding.

  3. “Debería ser una lectura obligada en todos los institutos y colegios de todo el mundo”, lo lamento, pero no concuerdo con esa frase. Un libro, por muy bueno que sea, no debería ser lectura impuesta, sino dejarlo a la libre curiosidad del lector.

    • Bueno, quizá, en eso tengas razón, pero a mí me hubiera gustado que en el colegio, al menos, nos hubieran sugerido su lectura. Lo prefiero antes que La Celestina, por ejemplo :) Un abrazo

  4. A mi me obligaron a leerlo en el colegio.. y no me gustó nada.. quizás porque al tener unos 13/14 años eres demasiado pequeño para comprender nada.. y encima nos hicieron un exámen del libro!!! pero ponerme ahora a ello q soy más mayor me da pereza.. debido a la mala primera experiencia!

    • En serio? Anda! A lo mejor un niño no puede comprenderlo por entero. Yo no sé si es que ahora mismo vivimos un momento muy Orwell, pero me ha impactado su lectura de una manera… Dale otra oportunidad. A ver si ahora sí te gustqa. Ojalá :) Un besote

  5. Por fin lees un libro que yo también he tenido entre mis manos y ante mis gafas: ‘Rebelión en la Granja’. Coincido: obra maestra absoluta.
    ‘Rebelión en la Granja’ me trajo a la mente ‘El Señor de las Moscas’, otra obra maestra, de Williams Golding. Son distintos, pero tratan de las profundidades del ser humano, muchas veces bastante oscuras (entonces, cuando se escribieron estas dos joyas tenebrosas); bastante siniestras, ahora, y me temo que terribles para siempre.
    Me enfrasqué en esta maravilla de George Orwell en el verano de 2009, después de leer ‘Objetivo: la Luna’, de Dan Parry (una historia de las personas que hicieron posible el alunizaje y de todo el proceso técnico que los acompañó) y antes de ‘Lawrence de Arabia’, de Richard P. Graves (una biografía del militar británico, en el que profundicé tras visitar por segunda vez Jordania y por primera el Wadi Run, uno de los escenarios maravillosos de su odisea. Parece mentira que un desierto pueda tener tantos colores…).
    Enlacé tres libros maravillosos, cada uno de un tema muy distinto. Cuando termine lo que ahora estoy leyendo (‘Gálvez entre los leones’, de Jorge M. Reverte, simplemente entretenido y agradable), espero acudir de nuevo a Orwell: ‘Homenaje a Cataluña’ es el objetivo.
    Trata de su estancia en España durante la Guerra Civil, en la que fue miliciano en el bando de la República. Ya te contaré, aunque en algún momento, hace tiempo, me dijiste que estabas un poco cansada de libros ambientados en la Guerra.
    Un beso
    Ángel
    Sobre ‘Rebelión en la Granja’: describe un mundo no tan fantasioso como pueda parecer. Para comprenderlo a fondo hay que tener en cuenta la época en que lo escribió: durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial. Todo el libro es magistral. Es curioso que a mí me recuerda mucho a ‘El Señor de las Moscas’, aunque son diferentes. Otra obra maravillosa.

    • Ángel! Habéis leído 1984? Es también maravilloso. Orwell tiene una manera de escribir que a mí personalmente me conmueve, me arrasa. Leí 1984 a la vez que Farenheit y Un mundo feliz. Desde entonces, en los peores momentos de la crisis, siempre que veo tiendas vacías, calles arrasadas pienso en ese libro. Todo el mundo me decía que leyera éste, Rebelión, y ¿sabes?, he tardado demasiado en hacerlo. Es un libro fundamental :) Gracias por leerme, por estar siempre ahí! LoveUS

  6. Se me ha colado sin querer un último párrafo que debía ir por delante. ¡Perdón!
    Ángel, de nuevo

  7. Acabo de leer Rebelión en la Granja hace apenas media hora. Es realmente una obra maestra, perfectamente escrita y con una historia tan real como cruda. Recomiendo Homenaje a Cataluña también de Orwell.

    • Me da un poco de pereza el de Homenaje a Cataluña. Me lo recomiendas entonces? Un besote

      • Seguramente el título te eche para atrás, a mí me pasó. Pero el título es más por el lugar donde ocurren los hechos que por otra cosa. El libro es una denuncia al totalitarismo del PCE en el año 37 sobre los guerrilleros del POUM. Una lección sobre la libertad y la independencia política aun dentro de unos mismos o similares ideales, los cuales hoy día siguen siendo pisoteadas dentro de los partidos políticos con el llamado cierre de filas. Orwell da una descripción muy humana de la guerra en este libro y confecciona a mi parecer una verdadera realidad novelada. A mi me encantó.

  8. ¡Hola! Soy Tosco y éste es mi blog: https://tosquito.wordpress.com/

    Te escribo para decirte que te he nominado para el premio wordpress de bloggers. Aquí podrás ver todo: https://tosquito.wordpress.com/2014/07/08/lo-prometido-es-deuda/

  9. Pingback:Cuarenta y cinco libros para regalar en Navidad y no equivocarte | La Kriticona

  10. Pingback:Los mejores libros que leí en 2014 | La Kriticona

  11. Pingback:Vanessa Smith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>