Apropiación indebida: una novela sobre el amor

Apropiación indebida, una novela sobre el amor by lakriticona  

“El que frena siempre manda”

  

Si quieres leer ‘Apropiación indebida’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Lo reconozco. Vi la portada y pensé: “Ala, es muy Paula Bonet“. Su dibujo me enamoró, como ya me pasó con Lucile, Nada se opone a la noche y Delphine de Vigan. Leí el título (Apropiación indebida: Una novela sobre el amor) y pensé: “Me gustará, seguro”. Pero después lo olvidé, inmersa en mi trajín diario de idas y venidas. Me lo recordó el sábado pasado el Babelia, de El País, que ojeaba mientras regresaba a casa en metro. Hablabla de la Feria del libro de Madrid y era una de sus recomendaciones. Decía algo así: “No se dejen llevar por el título y eso de una historia sobre el amor. Tiene peso, un lenguaje exquisito, hondura”. Al día siguiente recorrí casi todas las casetas del Retiro en su búsqueda. Y me ha resultado un libro fabuloso, de principio a fin. La novela que ahora mismo yo, que sólo me apetece leer historias de amor, pero con peso, no banalidades tipo Lovebook, la Pancol o Federico Moccia (con todos mis respetos), necesitaba. Porque esta novela es mucho más que una novela que habla sobre el amor. Termina siendo, casi, un ensayo. Y habla de mí. Y de mis amigas. Y de todas esas cosas que nos han pasado alguna vez en la vida, todas esas veces en las que nos colgamos de alguien que no nos correspondía. O que nos correspondió por un tiempo pero después se alejó, sin más. Buenísima. Más…

El francotirador paciente

El francotirador paciente by lakriticona

“Todo el que escribe en una pared tiene algo que decir”

  

Termino El francotirador paciente y tengo sensaciones que batallan. Por un lado me ha gustado mucho. Hacía tiempo que no leía una novela de Arturo Pérez Reverte, y me encantó volver a meterme en sus giros, reconocer sus expresiones, esa manera de escribir que a mí tanto me gusta. Pero, por otro, el final me pareció tan decepcionante que estropea el sentido de lo demás. Como si fuera un graffiti viejo que el tiempo ha desdibujado. Sí, palpas su belleza ulterior, pero te quedas con ganas de más, con ganas de algo.  Más…