Watchmen

Watchmen lakriticona blog           

“Todos nuestros esfuerzos desde que surgimos del barro no tendrán ningún sentido, sólo quedaría el polvo, arrasado por los vientos del vacío. Las ruinas se convertirán en arena, la arena será arrastrada por el viento y todo logro alcanzado, todo lo hermoso y bello se perdería, como si nunca hubiera existido”

 

Watchmen era una lectura que tenía pendiente desde hace mucho tiempo. Me gusta la novela gráfica, mucho, aunque no soy experta. De niña, recuerdo, iba con mi padre al rastro de León y rebuscaba entre los libros viejos, que siempre estaban bajo los soportales de la Plaza Mayor, Las aventuras de Esther. Encontrar alguna que no hubiera leído era una fiesta para mí. Sólo deseaba llegar a casa y meterme en la cama y leer, emocionarme con sus viñetas e historias. Quizá de aquella emoción venga mi pasión por la novela gráfica. Tenía ganas de Watchmen desde que vi V de Vendetta (sí, la película me encantó, el cómic no he podido terminarlo) y me dijeron que ésta historia era aún mejor que aquella. Tenían razón. Aunque no sea una lectura fácil, abruma. Es de esos libros que hacen pensar y perder pie del suelo. Lo llaman obra maestra del cómic. Y estoy de acuerdo.

Más…

El juego de Ender

El juego de Ender Orson Scott Card lakriticona

  

“Hay periodos en los que el mundo cambia, y la voz precisa en el lugar preciso puede moverlo. Paine. Franklin. Bismarck. Lenin…”

 

El juego de Ender es una de las obras maestras de la ciencia ficción. Escrito por Orson Scott Card en 1985 es un libro que no ha envejecido nada, parece que lo escribieron ayer. El título te empuja a leer. El juego de Ender. La trama atrapa desde la primera línea. Es un buen libro. De esos que lees en dos días. Cuenta la historia de Ender Wigins, un niño de siete años, inteligente e intuitivo, llamado a salvar el mundo. Un mundo del futuro devastado, donde el mal lo encarnan los insectores (una especie extraterrestre que ya intentó dos veces destruir la tierra) y los mandos del destino quedan en manos de niños superdotados, entrenados como militares en La Escuela de Batalla, pero niños, sólo niños.

Más…

Temblor

 Temblor Rosa Montero lakriticona

  

“Cuando una muere, siempre se pierde algo”

 

Acudí a Rosa Montero como a los brazos de un viejo amante. Con la necesidad de moverme en unos márgenes que conozco, que me gustan, después de tener que practicar la lectura vertical para poder terminar la novela de Khaled Hosseini Y las montañas hablaron. Temblor. Quizá el título me sonaba, pero no demasiado. Lo busqué en mi librería y no lo encontré. Tengo todo lo que ha publicado Rosa Montero, así que me dije: “Vaya, otro de sus libros que no he leído“. Y claro ni me lo pensé. Necesitaba leer y disfrutar. Leer sin lectura vertical. Sin sentir la honda hiel del desencanto que te produce una novela cuando te aburre y se hace insoportable. Y, en ese sentido, Rosa Montero es de mis fijos, de esas que nunca me fallan. Entre más la leo, más me gusta. Comencé Temblor y en mi cabeza se levantó una trampilla atorada por el polvo. La puerta a una habitación donde guardaba el recuerdo de Agua Fría y los pasillos oscuros del Talapot, Torbellino y la pólvora, la niebla densa del olvido. En cuando llevaba tres páginas supe que aquel libro ya me lo había leído, aunque faltara de mi librería (¿a quién demonios se lo presté?) y que había sido uno de los que más me había gustado cuando me leí toda la obra de Rosa Montero del tirón. Una relectura después no tengo duda, Temblor es un libro maravilloso, de esos que remueven, aunque te dejen triste. Más…