El desierto de los tártaros

 El desierto de los tártaros by lakriticona

                

“No todos han nacido para ser héroes”

   

Si quieres comprar ‘El desierto de los tártaros’ puedes hacerlo en este enlace

El desierto de los tártaros es un libro lleno de palabras tristes. En cada página te asalta una, como si esa fuera una melodía escondida entre sus páginas. La historia gira alrededor del oficial Giovanni Drogo, a quien, recién licenciado, envían de misión a una frontera en los confines, en la Fortaleza Bastiani. Y allá se dirige él, orgulloso de su cometido. Ya en el camino de ida comienza a decepcionarse. Nadie conoce la fortaleza y, cuando la ve, en realidad es menos grande y lustrosa de lo que se la pintaron, de lo que él se la imaginó. Nada más entrar descubre que esa es una fortaleza que en realidad no pinta nada. Su frontera es un desierto por el que nunca jamás atacó nadie, aunque quienes habitan en ella esperen la amenaza de los tártaros, razón por la que, dentro, se vive sometido a un estricto régimen militar. Más…

Las uvas de la ira

Las uvas de la ira by lakriticona

“El 66 es el sendero de los que huyen. Refugiados del polvo y de la tierra agotada (…). El camino madre, el camino de la fuga”

      

Si te quieres leer Las uvas de la ira puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro

Si uno enciende la tele puede imaginar, perfectamente, aquella estampa. La de tantos y tantos americanos que, sin tierras, expropiadas por los bancos, iniciaron el viaje al Oeste (el Dorado) buscando la oportunidad de seguir adelante, y soñando con racimos de uvas, y frutas por todos los árboles, y miles y miles de hectáreas de tierra para trabajar, para cavar un futuro, para mirar adelante “arrastrados como chinches”, escribe John  Steinbeck. Y, sin embargo, cuando llegas no es como lo imaginas. Es mucho peor que lo que dejaron atrás (la realidad siempre tiene el cielo más sucio que los sueños). Ay. Qué libro, de verdad, éste de Las uvas de la ira. Lo leí impactada, con la fotografía de los refugiados sirios buscando su propio Dorado en Europa y la escritura, como un puñetazo en el estómago de Steinbeck. Tenéis que leerlo. Debéis. Aunque sólo sea una vez en la vida.

Más…

Hamlet

Hamlet by lakriticona   

“Lo que nos proponemos en el calor de pasión, calmada la pasión, lo abandonamos”

       

Si quieres comprar este libro puedes hacerlo en este enlace de La Casa de Libro

Hamlet es uno de los mejores libros que me he leído últimamente. Y diréis. “Ya, claro, Hamlet es un clásico”. Y sí, lo es; un clásico que cuesta leerse. Esta era la tercera vez que yo intentaba leer esta obra de teatro de Shakespeare (escribo su nombre y me teletransporto directa al colegio: todavía puedo ver al profesor escribir en la pizarra este nombre impronunciable entonces: sha-kes-pea-re que se dice sexpir o algo así) y quizá no hubiera sido capaz de terminarlo si entre medias de la última vez y ésta no hubiese leído Las ventajas de ser un marginado. En ese libro, el profesor de literatura que instruye a Charlie le recomienda leer Hamlet, pero le avisa: “No lo hagas palabra por palabra porque está escrito con construcciones y expresiones del siglo XVII, porque no vas a entender, porque lo vas a dejar a medias. Leélo comprendiéndolo, sólo eso, leélo sacando de cada una de sus escenas la savia que corre bajo ellas”. Así hice yo. Como si me lo hubiera dicho a mí. Y aún sigo impactada por su lectura. Más…

Esther y su mundo

Esther y su mundo by lakriticona

“Soy y seré siempre la chica de Juanito”

  

Al fin he logrado leerme al completo Esther y su mundo y no puedo evitar sentirme un poco decepcionada. Me explico. Yo crecí con Esther Lucas. Vale que cuando el personaje de Purita Campos me llegó yo tenía trece años y Esther, personaje creado en los setenta, ya andaba por la veinteña, pero como en el papel, como en las fotos, el tiempo no pasa, cuando Esther irrumpió en mi vida, teníamos la misma edad. Enseguida empaticé con ella. Soñadora, idealista, tendente a los líos, de buen corazón. Si en los setenta, ochenta o noventa, tenías trece años y Esther se colaba en tu vida era imposible ya desprenderte de ella. Más…

Las chicas de campo

Las chicas de campo lakriticona blog

“Después, cuando me besó, mi cuerpo se transformó en lluvia”

   

Las chicas de campo es un libro delicioso. Con el toque romántico de las novelas de Jane Austen y la crudeza que palpita en las páginas de una novela de Richad Yates (sobre todo entre las de Las hermanas Grimes). A ratos, la novela de Edna O’Brien también me ha recordado a Carver, capaz de crear tensiones sin que en realidad pase nada. Y es que lees y te parece que sobre la cabeza de Caithleen, su protagonista, se está formando un cielo cargado de nubes de negras a punto de estallar. Más…

El corazón de las tinieblas

El corazón de las tinieblas lakriticona blog    

“Vivimos como soñamos… solos”

  

La primera vez que escuché su título, El corazón de las tinieblas, pensé: “Ese libro ha de ser maravilloso”. Ese título, de hecho, es uno de los más hermosos que he escuchado en la vida (Sobre héroes y tumbas, de Ernesto Sábato, es otro). Ese contraste entre corazón y tinieblas encierra misterio. Todo lo que sugiere en cinco letras… No sé qué esperaba al abrirlo pero aún iba al colegio la primera vez que lo intenté… Y me aburrió profundamente el relato de ese marinero que cuenta su viaje por el río Congo hacia el centro de la mismísima locura y depravación humana. Creo que no pasé de la tercera página. Más…

Las olas

Las olas lakriticona blog

“Si aquel azul pudiera durar eternamente, si aquel hueco entre las nubes pudiera durar eternamente, si este instante pudiera durar eternamente”

  

Las olas no es sólo la obra maestra de Virginia Woolf. También es una fiel radiografía de la mente humana. De los pensamientos que llenan nuestras cabezas desde el mismo día que nacemos, aunque no las recordemos, hasta el día que morimos, como esa ola que sólo deja arena mojada cuando pasa, esa ola que enseguida se seca. Es tremendo. Y eso que su lectura no es fácil. Más…