En la orilla

En la orilla lakriticona Rafael Chirbes

  

“Sólo cuando estás en la ruina descubres que hay que comer todos los días, fíjate qué bobada. Pues claro. Eso lo sabe todo el mundo. Lo que en condiciones normales ni siquiera adviertes, cuando no tienes un euro en el bolsillo se convierte en tu gran aventura: to-dos-los-san-tos-dí-as-hay-que-co-mer”

  

El día que terminé En la orilla, dormí mal. Me ahogaba una pesadilla gris, una mano podrida me agarraba el cuello y por más que yo tirara no me soltaba, no me dejaba, mientras un rastro de pieles sueltas y gusanos se quedaba entre mis dedos. Desperté con la sensación de que alguien se había comido mis entrañas con una cuchara y me hubiera dejado vacía, como si en mi interior sólo hubiera una tierra inhóspita y devastada como en esas fotografías de la superficie de Marte, como si no hubiera nada. Eso es lo que me ha dejado esta lectura. Un puñado de lágrimas a punto de estallar en la garganta. Qué libro tan duro. Una dureza terrible y descarnada que te muerde con una brutalidad intensa porque eso que lees es una radiografía exacta de lo que ahora vivimos. Esta terrible resaca que no se va llamada crisis. La crisis y sus secuelas. El derrumbe de una sociedad que boquea en la orilla sin salvación ni esperanza. Más…

Los mejores libros de 2013

Los mejores libros de 2013 lakriticona blog

   

Hemos pasado ya el ecuador de 2013. Por eso me atrevo a hacer una lista con los mejores libros que me he leído en lo que llevamos de año. Una lista que fluctuará a medida que nuevas historias lleguen a mis manos y sean capaces de impresionarme como antes han hecho los libros que encabezan esta lista y que entrarán seguro en ese lugar en el que guardo todo lo que jamás olvidaré… De momento, a 21 de julio, son doce mis mejores libros de 2013… Más…

Los diecinueve mejores libros que he leído… (hasta el momento) y III

Los diecinueve mejores libros de mi vida III lakriticona

13. La tía Julia y el escribidor

Cuando viajo, me gusta eso de comprarme un libro en el punto de partida para que sus letras me adormezcan, o estremezcan, o despierten. Así, cada uno de mis viajes tiene nombre de novela. Uno a León hace dos años se llama Travesuras de la niña mala. Mario Vargas Llosa acababa de ganar el Premio Nobel. Me alegré. Nunca había leído nada suyo, pero siempre estaba ahí, entre mis deberes para mañana. Al día siguiente de que le dieran el Nobel me compré La Fiesta del Chivo. Si otro año más no le habían dado el premio a Milán Kundera, al menos se lo habían dado a alguien que conozco y me apetecía descubrir. La Fiesta del Chivo al principio me costó, pero según fui pasando páginas, me atrapó de tal manera que se convirtió en uno de los mejores libros que me leí aquel año. Vargas Llosa es un maestro a la hora de cerrar las historias. Qué bueno. Un genio. Travesuras de la niña mala fue el segundo libro suyo que me leí… E hizo de aquel viaje en autobús a León el mejor de mi vida. De hecho, si aquí pongo el libro de La tía Julia y el escribidor es porque éste se lo dejé a alguien y no lo encontré para poder hacer la foto (otro libro obra-de-arte, divertido, emocionante, precioso), pero la niña mala es de quien, en realidad, os quiero hablar. Recuerdo que leí tres cuartas partes de aquella historia muy lejos de aquel asiento incómodo. De Chile a París. De Londres a Madrid pasando por Japón. Me enamoré y desenamoré tantas veces como el protagonista de esa Chilenita malvada, que iba y venía. A veces quería gritarle: “Aléjate de ella. ¿No es que es una egoísta? ¿No ves que no te quiere?”. Otras, me enternecían sus pequeños gestos de cariño. Reí y lloré. Sonreí y me enfadé mientras Castilla corría de sur a norte al otro lado de la ventana. Desde el principio a la última página, Travesuras de la niña mala fue una aventura fascinante. Y, el final de la novela, una vez más, redondo. Cuando lo cerré, me agarró la nostalgia. Creo que hasta yo me había enamorado un poquito de aquella Chilenita traviesa y mala. Más…

Los diecinueve mejores libros que he leído … (hasta el momento) I

Los cinco mejores libros de mi vida lakriticona

Me lo dijo ayer mi amiga Carmen Colino. Haz una lista de diez tweets con tus diez libros favoritos. He intentado dejarlo en diez, pero me ha sido imposible. Son diecinueve. Ni si quiera he podido dejarlo en quince. Aquí tenéis mi lista. Si me fuera a una isla desierta estos serían los libros que me llevaría. Y alguno me falta, eso siempre, pero estos son los diecinueve primeros que se me han venido a la cabeza. Aviso a navegantes: me gusta la literatura que desgarra, las historias tristes, esos libros que cuando los cierras eres otra persona. Aquí os dejo aquellos que me han marcado. que representan cada una de las fases de mi vida. Espero descubriros alguna historia que no hayáis leído aún y que, como a mí, os cambien. Hoy los primeros cinco. Más…