En el café de la juventud perdida

En el café de la juventud perdida Patrick Modiano lakriticona  

“A veces nos acordamos de algunos episodios de nuestras vidas y necesitamos pruebas para tener la completa seguridad de que no lo hemos soñado”

  

Cuando el primer jueves de octubre la academia sueca anunció que Patrick Modiano había ganado el Nobel de literatura me alegré (aunque me entristece que otro año más no se lo hayan dado a Milán Kundera). Porque es la primera vez desde Mario Vargas Llosa, creo, que conozco al escritor al que le dan el premio con más prestigio de la literatura universal. Había leído En el café de la juventud perdida hacía ocho años. No recordaba apenas nada, sólo que su lectura me dejó una honda melancolía dentro. Que me había gustado mucho. Que era una de esas novelas que te calan como lluvia fina. Muy cortita, de apenas 131 páginas, es uno de los libros de Modiano más recomendados. Y yo me sumo a eso. Si queréis saber quién ha ganado el Nobel de literatura en 2014, este es un buen comienzo. Más…

La viajera

La Viajera Karla Suárez La kriticona blog 

“Pasa la estación de lluvia y regresa. Pasan los huracanes y regresan. Pasa la noche y regresa. El eterno retorno de las cosas. Nosotros nos vamos quedando lentamente, pedacitos que se disuelven en los días. No me queda más salvación que escribir, y escribirlo todo. Escribir las vísceras y las soledades. Escribir como si el alma se ausentara en un intento de fuga sin regreso”

  

Escribo esto aún sin saber aún si seré capaz de terminar el libro. Pero tengo que hacerlo. Ya. Antes de que se me escape esta sensación horrible que no se me va de la cabeza. Qué difícil me está resultando la digestión de La viajera, de Karla Suárez. Qué pena me da descubrir que esa autora que tanto me fascinó con Silencios haya escrito un libro cómo éste, que sí, que suena bien (al principo) pero cansa, que aburre, que agota, que sobra. Más…

No y yo

No y yo Delphine de Vigan lakriticona  

“Mi madre hace años que no sale de casa y mi padre llora a escondidas en el cuarto de baño”

  

No y yo es otra joya de Delphine de Vigan. Una novela chiquita, publicada en 2007, que ganó el Premio de los libreros franceses y está llena de amargura, de corazón y heridas, de soledad y de esperanza. Mira que Las horas subterráneas me gustó, pero podría decir que, incluso, No y yo es aún mejor. De las cuatro novelas que he leído de Delphine de Vigan es la que más se acerca a la inmensidad abrumadora de Nada se opone a la noche. Más…

Lo que encontré bajo el sofá

 Lo que encontré debajo del sofá Eloy Moreno lakriticona

 

“Pensé en todas esas parejas que habían pasado de compañeros de vida a compañeros de piso. Parejas cuya principal razón para estar juntos es que no hay una razón más fuerte para no estarlo”

  

El bolígrafo de gel verde fue un fenómeno literario que a mí me gustó. Me gusta cómo escribe Eloy Moreno. Me cae bien, siento que le pone el alma a cada palabra que imprime. Por eso tenía ganas de leer Lo que escondí bajo el sofá, para descubrir qué camino seguía, si la senda de los autores de los que me gusta cada cosa que escriben o la de aquellos que sólo tienen una novela. Y el libro tiene pasajes brillantes, el juego de ventanas y de las vidas que palpitan detrás de cada luz amarilla me ha parecido fascinante, y esa definición exacta de las rutinas que pudren las parejas, la necesidad de vías de escape y los toboganes de emociones, pero la historia que vertebra la trama, el juego de corazones y amores del siglo pasado, me ha parecido pueril, fácil, ya leía. Más…

La gente feliz lee y toma café

La gente feliz lee y toma café lakriticona

  

“Tan segura de sí misma y sin miedo a nada, y a la vez tan dispuesta a ser engañada por cualquier chico guapo que pasara cerca…”

 

La gente feliz lee y toma café es una comedia romántica. Tal cual. Porque esta es una novela para leer en la playa y a ratos, un viaje para entretener al tedio. No necesita silencios ni demasiada concentración. Lees como si vieras una película por encima. La historia es la típica que estás harta de ver. Demasiado tópica diría yo. Chica huye dejando atrás el infierno. A un lugar al que jamás iría si no se hubiera desatado ese infierno a sus espaldas. Allí conoce a un chico al que no soporta, al que odia, que rápido se convierte en su peor enemigo, y… Creo que ya sabéis lo que sigue a esos puntos suspensivos. Más…