Hasta siempre, Vicente Calderón

Hasta siempre, Vicente Calderón by lakriticona   

“El Madrid… Y qué nos importa a nosotros. Somos el Atleti. Y no conocemos la palabra imposible”

  

  Si te quieres leer ‘Hasta siempre, Vicente Calderón’ puedes comprarlo en este enlace

Esto de hoy no es una krítica. O sí, pero diferente. No la haré yo. Es vuestra. En vuestras manos, dedos, cabezas, comentarios estará. Hoy yo sólo hablaré de un viejo estadio aún en pie (lo estará hasta mediados 2018), vecino del río. El Vicente Calderón. De su cemento, marmol rosa, cristal azul y de tres meses sin dormir, los míos, escribiéndolo, recordando cada uno de sus márgenes en los relatos de otros para que siempre se mantenga en pie, hasta cuando ya no lo esté. Hoy no soy lakriticona. Hoy soy sólo Patricia y escribo a la luz de mi flexo para desnudarme ante vosotros. Más…

El verano sin hombres

El verano sin hombres by lakriticona  

“La lluvia descendió sobre la hierba y recordé las palabras que Abigail había bordado: Ah, recuerda que mi vida es un soplo de viento” 

  

Si quieres ‘El verano sin hombres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Escribo con la emoción que me ha dejado en los dedos este libro. Escribo antes de que se vaya, de que escriba desde el recuerdo de su lectura, que nunca será lo mismo: lo que ahora escribo me sale de la entraña, de sangre a teclado, directo. Escribo ahora, que aún escribo como si ella, Siri Hustvedt, me dictara. El verano sin hombres es un libro que entre medias me costó y al final me ha entusiasmado. Esta mañana mismo, antes de acabarlo, iba por Madrid leyéndolo por la calle. Me importaba poco el tráfico o los semáforos, apenas un reojo. Toda mi atención estaba en Siri. Bueno, Siri o Mia, su personaje. Mia y ese diario que resulta su libro, a medio camino entre la literatura y el ensayo. Más…

Que me quieras

Que me quieras, by la kriticona    

“Me hacía una raya, daba una calada de la cachimba y me follaba a uno de los dos. Después ese volvía al salón a jugar (al Call of Duty), me metía otra raya y otra calada de la cachimba mientras esperaba al otro. No sé cuántas veces se repitió”

  

Si quieres leer ‘Que me quieras’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

El título es el resumen del libro, como un mal trailer de una película. Que me quieras de Merritt Tierce. Eso grita la protagonista en cada página. Que me quieras, joder, que me quieras. Nadie lo hace. Ahí está su fuerza. A mí me llamaron la atención las flores marchitas, las latas de cervezas vacías, aplastadas, de su portada. Pedían agua, lectura. Le di la vuelta. “Marie es una jovencísima madre sin custodia que sirve mesas en interminables turnos nocturnos. Después acude al sexo y a las drogas para lamerse las heridas. Cada vezque piensa en su hija, se odia. Cada que se odia, piensa en su hija“. Decía eso, brutal, y era de Blackie Books. A la bolsa. Más…

It (Eso)

It by lakriticona     

“¿No quieres un globo, Gorgie? Flotan. Todos flotan. Y tú también flotarás”

 

Si te quieres leer ‘It’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

It, de Stephen King. Si hay un libro que marcó mi adolescencia fue ese. It (Eso). Es curioso: llegué a él esperando Twin Peaks, en aquellos años noventa que Telecinco la emitía los viernes, cada vez más tarde, a menudo de madrugada. Yo era un cría, pero esperaba. Me tumbaba en el sofá de la casa del pueblo ante la tele. No sabía la hora a la que la pondrían, así que veía todo lo que ponían antes. Una vez fue It, la serie de televisión. Para Elisa, el protagonista tartamudo, interpretado por aquel chaval, Jonathan Brandis, que en 2003 se suicidó pero que, entonces, por las mañanas era el chico guapo de Seaquest, el niño de La historia interminable. Me hipnotizó. No sé si fueron cuatro horas de película, su atmósfera, pero me las vi completas. Cuando terminó comenzó Twin Peaks. Me costó dejar de pensar en Derry, en el Payaso Pennywise, en ese barquito de papel. Cuando escribo esto (a ver donde encuentro un sitio que me llenen un globo de helio, cuánto tiempo tardo en hacer la foto), el viernes estrenarán su película y este domingo acaba Twin Peaks 2017, tercera temporada. Yo tengo 37 años. Ambas cosas, juntas, me hacen sentir que son 15. Más…

Tres mujeres

Tres mujeres by lakriticona  

“Sólo el tiempo pesa en nuestras manos,/ sólo el tiempo, que no es material”

 

Si te quieres leer ‘Tres mujeres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

No hagáis como yo. No. No tardéis 37 años de vuestra vida en descubrir a Sylvia Plath. Sylvia. Últimamente su nombre estaba en cada libro que leía. En el de La Sed de mi admiradísima Paula Bonet, por ejemplo. Sylvia. Letras que arañan, que duelen como a ella la vida: la cercenó antes de tiempo, introduciendo su cabeza en un horno, apagando para siempre una voz que, dicen, fue la mejor de la poesía estadounidense mediado el siglo pasado. Después de leer Tres mujeres, estoy de acuerdo. Más…

Patria

Patria by lakriticona    

“Entonces, su espalda, muy cerca, sonó un disparo. Y después otro. Y otro. Y otro”

    

Si te quieres leer ‘Patria’ puedes comprarlo en este enlace de La Casa del Libro

La primera vez que alguien me habló de él fue el noviembre pasado. Mi amigo Carlos, rotura del talón de Aquiles, muchas horas en casa, de reposo, muchos libros. El primero fue éste. No se lo recomendé yo, fue al revés, fue él. “Me ha encantado Patria, de Fernando Aramburu, ese que habla del conflicto vasco“, me dijo. Yo lo desconocía. Y tampoco le entendí demasiado bien. Por su descripción creí que Patria era ensayo sobre ETA no novela. Iba viéndola crecer por todas partes, escaparates, metro, recomendaciones, pero no me atraía, no lo hace lo que es ficción. Y eso que la firmaba Fernando Aramburu, un escritor que, de siempre, me gustó como escribe. Un día, de pronto, alguien me dijo que era novela, que tenía cosas que habían pasado en realidad pero era novela. Corrí a leerla. Ya iba por la octava edición. Más…

Mensaje urgente a mis momentos contigo

Mensaje urgente a mis momentos contigo by lakriticona  

“Mi brindis favorito es el que va por las miradas de ‘Ven y cambiame la vida’ en los bares de la noche”

  

   Puedes comprar ‘Mensaje urgente a mis momentos contigo’ en este enlace

Lo primero, perdón. Perdón por estar tantos meses en blanco, no actualizar, no hablar de libros. Mi trabajo y un extra (os hablaré de ello) se comía todo mi tiempo estos dos meses. No he dejado de leer, sin embargo, eso nunca. Pero sentarme a escribir, pensar la foto, era tiempo que le quitaba a lo otro, y se lo hubiera quitado si eso no llevara agregado lo otro, lo que manda ahora en las páginas web, que si el SEO y pensar en Google, que si rellenar todo lo accesorio que se lleva una hora, una hora ridícula escribiendo para un ordenador. Yo no escribo para un ordenador ni para Google. Yo escribo para ti que estás ahí, al otro lado, me da igual lo demás, pero San Google todo lo controla y si no tienes lo accesorio no existes. Me agotaba pensar que tenía que hacerlo. No escribía, no actualizaba. Pero aquí estoy, nunca lo voy a dejar por si piensas que sí. Los libros son mi todo. Hablar de ellos me llena. Este blog también. Que tu estés al otro lado. Termino con esto. Tengo muchos libros de los que hablaros. El primero este de Abbey C., Mensaje urgente a mis momentos contigo. Si no lo conoces, corre a comprarlo. Te sorprenderá como a mí. Más…