El verano sin hombres

El verano sin hombres by lakriticona  

“La lluvia descendió sobre la hierba y recordé las palabras que Abigail había bordado: Ah, recuerda que mi vida es un soplo de viento” 

  

Si quieres ‘El verano sin hombres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

Escribo con la emoción que me ha dejado en los dedos este libro. Escribo antes de que se vaya, de que escriba desde el recuerdo de su lectura, que nunca será lo mismo: lo que ahora escribo me sale de la entraña, de sangre a teclado, directo. Escribo ahora, que aún escribo como si ella, Siri Hustvedt, me dictara. El verano sin hombres es un libro que entre medias me costó y al final me ha entusiasmado. Esta mañana mismo, antes de acabarlo, iba por Madrid leyéndolo por la calle. Me importaba poco el tráfico o los semáforos, apenas un reojo. Toda mi atención estaba en Siri. Bueno, Siri o Mia, su personaje. Mia y ese diario que resulta su libro, a medio camino entre la literatura y el ensayo. Más…

Que me quieras

Que me quieras, by la kriticona    

“Me hacía una raya, daba una calada de la cachimba y me follaba a uno de los dos. Después ese volvía al salón a jugar (al Call of Duty), me metía otra raya y otra calada de la cachimba mientras esperaba al otro. No sé cuántas veces se repitió”

  

Si quieres leer ‘Que me quieras’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

El título es el resumen del libro, como un mal trailer de una película. Que me quieras de Merritt Tierce. Eso grita la protagonista en cada página. Que me quieras, joder, que me quieras. Nadie lo hace. Ahí está su fuerza. A mí me llamaron la atención las flores marchitas, las latas de cervezas vacías, aplastadas, de su portada. Pedían agua, lectura. Le di la vuelta. “Marie es una jovencísima madre sin custodia que sirve mesas en interminables turnos nocturnos. Después acude al sexo y a las drogas para lamerse las heridas. Cada vezque piensa en su hija, se odia. Cada que se odia, piensa en su hija“. Decía eso, brutal, y era de Blackie Books. A la bolsa. Más…

Tres mujeres

Tres mujeres by lakriticona  

“Sólo el tiempo pesa en nuestras manos,/ sólo el tiempo, que no es material”

 

Si te quieres leer ‘Tres mujeres’ puedes comprarlo en este enlace a La Casa del Libro

No hagáis como yo. No. No tardéis 37 años de vuestra vida en descubrir a Sylvia Plath. Sylvia. Últimamente su nombre estaba en cada libro que leía. En el de La Sed de mi admiradísima Paula Bonet, por ejemplo. Sylvia. Letras que arañan, que duelen como a ella la vida: la cercenó antes de tiempo, introduciendo su cabeza en un horno, apagando para siempre una voz que, dicen, fue la mejor de la poesía estadounidense mediado el siglo pasado. Después de leer Tres mujeres, estoy de acuerdo. Más…

Cambio mis tacones por las ruedas de un tractor

Cambio mis tacones por las ruedas de un tractor by lakriticona  

“Qué beso. ‘Recordaré este beso hasta el día que me muera’, pensé”

   

Si quieres ‘Cambio mis tacones por las ruedas de un tractor’ puedes comprarlo aquí

Cambio mis tacones por las ruedas de un tractor comienza bien. Muy bien. Ideal para una mujer de vacaciones. Con una prosa ligeramente irónica, alejada del tono cursi que suele envolver, por norma, las novelas románticas. Me recordaba, de hecho, un poco a El diablo se viste de Prada (el primero, el bueno, no su abominable secuela). Me parecía un libro para nosotras, que no nos trata como dos neuronas, sino que juega, tiene giros, guiños, hace gracia. Y está bien escrito. Al menos a mí me gustó. Pero… eso sólo le dura 40 páginas (de eBook), que es lo que tarda la trama en deshacerse y convertirse en un simple diario de “así es la historia de mi vida con mi marido”. Se acabaron las subtramas, la intriga y la literatura. Cuesta terminarlo. Más…

Personajes secundarios

 Personajes secundarios by lakriticona

  

“Así, Elise fue un momento en la vida de Allen. En la de Elise, Allen fue una eternidad”

    

Puedes comprar ‘Personajes secundarios’ en este enlace de La Casa del Libro

Hay libros que uno lee y olvida. Otros, sin embargo, no se sabe muy bien por qué se quedan prendidos en tu cabeza. Un personaje, la historia, un principio o un final. Hay algo que se queda para siempre en ti. Pero hay libros aún mejores, que, incluso, van más alla: son libros que lees con papel y lapiz, para subrayar, para apuntar. Y estos, estos sí que le ganan para siempre la batalla al olvido. Pasa el tiempo, y lo recuerdas casi todo. Personajes secundarios, de Joyce Johnson, es de estos últimos. Más…