Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York

Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York  

 “Norman era alguien a quien odiar y eso es mejor que nadie en absoluto”

  

  Si quieres leer ‘Sheila Levine está muerta y…’ puedes comprarlo en La Casa del Libro

No sé yo muy bien qué me ocurre con Los libros del Asteroide que, salvo La quinta esquina, no logro pillarle el punto a ninguna de sus publicaciones. Todas parecen sí (se me vienen a la cabeza Canciones de amor a quemarropa o Alguien) pero al final siempre resultan que no. No termino de engancharme del todo a la historia. Siempre hay un gris, un pero. No me acaba de emocionar ni tampoco de convencer. Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York es otro caso de lo mismo. Más…

Alguien

Alguien by lakriticona.com  

“(Un mal de amores) Considérate afortunada si eso es lo más amargo que te va a pasar en la vida”

   

Si quieres leer ‘Alguien’ puedes comprarlo en este enlace de La Casa del Libro

Fue su título. Alguien. Tan evocador. Tan intrigante (¿Alguien? ¿Quién?). Eso me empujó a elegir esta novela de Alice McDermott como autorregalo de cumpleaños. Jamás había oído hablar de ella. Ni tampoco leído. No la conocía, pero el título, y también el comienzo de su sinopsis (La vida, con sus pequeñas alegrías y momentos de felicidad, pero también con sus tristezas y desconcertantes altibajos, es el tema de esta novela extraordinaria), provocaron que me la echara al bolsillo y comenzara a leerla en el metro de camino a casa. Y sí, está bien, me ha gustado, pero le falta algo, y no sabría decir qué, que la conviertan en una obra inolvidable. Más…

La quinta esquina

La quinta esquina by lakriticona

   

“Tú sencillamente existías, y eso me basta para todo lo que me resta de vida”

  

Si te quieres leer La quinta esquina puedes comprarlo en este enlace de La casa del libro   

La quinta esquina es un libro soberbio. Hacía muchos años que una lectura no me dejaba una sensación así. Lo leía y no podía pensar en otra cosa que no fuera Milán Kundera y en aquello que sentí mientras leía La insoportable levedad del ser. Ese quemazón por dentro. Su poso. Quince años después de leerlo no soy capaz de recordar muy bien su trama o sus personajes. Pero tengo nítidos en mi cabeza a una mujer desnuda y un sombrero. Y con eso me basta. Porque los libros podemos llamarlos inolvidables, regulares o interesantes, pero al final lo que terminan siendo son o buenos o malos. Como en los cromos. Sipi. Nope. Me gusta o no. Yo, ahora, gracias a este blog puedo recordar los márgenes de aquello que leo. Pero tampoco me haría falta para clasificar La quinta esquina. Estaría siempre, como La insoportable levedad del ser, en el montón de los libros buenos.  Más…

Canciones de amor a quemarropa

Canciones de amor a quemarropa de Nickolas Butler  

 ”Tengo el número de Bob Dylan escrito en una factura pegada a la pared de mi estudio con celo. Pone “Bob”, nada más, y unos cuántos números (…). Así que ahora me basta con tenerlo allí, con poder llamarlo si quisiera. Para mí esto es lo más parecido que existe tener línea directa con Dios”

 

Si te apetece comprarlo puedes hacerlo en este enlace de la Casa del Libro

Ves el título, Canciones de amor a quemarropa, y piensas: esto es un hit. Lees la lengüeta. Lo llaman peli indie. Y te vas a Juno. O a Little Miss Sunshine. O no, mejor, piensas que será como Beautiful Girls o El último beso, temáticas que le pegan más. Un grupo de amigos treintareños, la nieve, las vueltas a las relaciones, las mentiras entradas en años que acaban por explotar en el presente de tu lectura. Pero… Qué va. Aunque es entretenido, es una lectura que tampoco te da más. Lo mejor, sin duda, es su título. Así que ya avisó. Todo lo demás está por debajo. 

Más…