La fragilidad de la porcelana

La fragilidad de la porcelana lakriticona blog

“Todos dicen que Manolo se volvió loco por una mujer. Han pasado ya treinta años desde eso. La suya es una bella historia. Por lo menos, tiene una maldita razón para explicar lo que le sucede. Los demás, a veces, no tenemos nada que decir, excepto que un buen día nos despertamos y estábamos locos”

   

La fragilidad de la porcelana es un libro lleno de cuchillas. Una lectura que a mí, personalmente, me ha impactado. La porcelana como metáfora de la fragilidad de la mente humana. Tan delicada que cualquier golpe puede romperla, o mellarla. Enrique Mochales, su autor, escribe sobre la locura desde la esquizofrenia, desde su esquizofrenia, en un intento de normalizar esta enfermedad. Eso provoca que tu implicación con el relato y el protagonista sea instantánea. Lo recomiendo muy, muy, mucho. Es un libro cortito, que se lee rápido, pero no deja de sacarte sonrisas tristes todo el tiempo. Más…

Cuando yo tenía cinco años, me maté

Cuando yo tenía cinco años me maté lakriticona 

“Se ha topado con el enemigo, y el enemigo somos nosotros”

 
Blackie Books es una editorial diferente. Su amor por los libros se palpa. Sólo tocarlos y ya se siente en sus solapas. Cuidadísimas. Preciosas. Diferentes. A mí me ganaron para siempre con Cosas que los nietos deberían saber, autobiografía del cantante de Eels y uno de los mejores libros que yo me he leído en la vida (de esos que golpean como un puño americano y te dejan sin respiración). Desde que lo leí, en enero de hace dos años, cuando veo una novedad de Blackie Books la sopeso, la analizo, la pienso. Cuando yo tenía cinco años, me maté me llegó gracias a La Central (una vez más). Allí lo leía otro de mis libreros, Luis, una mañana que me acerqué con ganas de novedades. Sólo llevaba cincuenta páginas pero ya tenía pálpito de que ese era un libro especial. No hace falta ni tocarlo. Basta con posar los ojos en ese niño de chubasquero amarillo y peluche en la mano, detenido en el centro de un paso de peatones, con los ojos perdidos en un lugar que sólo podrás descubrir si metes la cabeza en su cabeza, entre sus páginas. Más…