No y yo

No y yo Delphine de Vigan lakriticona  

“Mi madre hace años que no sale de casa y mi padre llora a escondidas en el cuarto de baño”

  

No y yo es otra joya de Delphine de Vigan. Una novela chiquita, publicada en 2007, que ganó el Premio de los libreros franceses y está llena de amargura, de corazón y heridas, de soledad y de esperanza. Mira que Las horas subterráneas me gustó, pero podría decir que, incluso, No y yo es aún mejor. De las cuatro novelas que he leído de Delphine de Vigan es la que más se acerca a la inmensidad abrumadora de Nada se opone a la noche. Más…

Lo que encontré bajo el sofá

 Lo que encontré debajo del sofá Eloy Moreno lakriticona

 

“Pensé en todas esas parejas que habían pasado de compañeros de vida a compañeros de piso. Parejas cuya principal razón para estar juntos es que no hay una razón más fuerte para no estarlo”

  

El bolígrafo de gel verde fue un fenómeno literario que a mí me gustó. Me gusta cómo escribe Eloy Moreno. Me cae bien, siento que le pone el alma a cada palabra que imprime. Por eso tenía ganas de leer Lo que escondí bajo el sofá, para descubrir qué camino seguía, si la senda de los autores de los que me gusta cada cosa que escriben o la de aquellos que sólo tienen una novela. Y el libro tiene pasajes brillantes, el juego de ventanas y de las vidas que palpitan detrás de cada luz amarilla me ha parecido fascinante, y esa definición exacta de las rutinas que pudren las parejas, la necesidad de vías de escape y los toboganes de emociones, pero la historia que vertebra la trama, el juego de corazones y amores del siglo pasado, me ha parecido pueril, fácil, ya leía. Más…

Rebelión en la granja

 Rebelión en la granja George Orwell lakriticona

  

“De algún modo parecía como si la granja se hubiera enriquecido sin enriquecer a los animales mismos; exceptuando, naturalmente, los cerdos y los perros”

 

Hace muchos, muchos años que tenía pendiente leer Rebelión en la granja. Muchos me decían: “Lee y verás“. Y yo sabía que sí, que leería, vería y que me gustaría, porque George Orwell ya me desmontó hace una década con 1984. Ese libro que habla del Gran Hermano que todo lo ve y que veo cada día, en las calles, en las tiendas sucias y cerradas, en los carteles de Se Vende, Se Alquila, Se Traspasa, en los discursos políticos, en las primeras páginas de los periódicos. Allá donde miro leo a Orwell, veo al Gran Hermano. Y un escalofrío recorre mi cuerpo. Desde la punta de la cabeza hasta la mismita punta de la uña gorda del pie. Pues Rebelión en la granja te deja una sensación parecida. O peor. Más…

La buena letra

 La buena letra Rafael Chirbes lakriticona

 

“Todos habían ido muriendo a lo largo de los años que separaban el día de la boda de aquél. Se trata de nombres que a ti nada te dicen y que sólo de vez en cuando has tenido ocasión de escuchar. Fueron mi vida. Gente a la que quise. Cada una de sus ausencias me ha llenado de sufrimiento y me ha quitado las ganas de vivir”

 

Rafael Chirbes me parece uno de los mejores escritores españoles de la actualidad. A la altura de Antonio Muñoz Molina. Escribe desde el invierno de la vida, desde el más puro invierno. Desde lo que se fue y no volverá. Desde la resaca, la sombra, la noche que dejan las fiestas, las luces y el sol. Sus personajes están llenos de dolor y heridas y te hablan como susurrándote que el tiempo vivido ya jamás volverá, que quienes te rodean un día no estarán, se los habrán llevado la vida, y las envidias, los egos, la muerte, la deslealtad. Más…

Stoner

Stoner John Williams lakriticona

 

“Se quitó la alianza que había llevado y la introdujo en una grieta entre la pared y la chimenea. Sonrió tímidamente. ‘Quería’, dijo, ‘dejar algo nuestro aquí, algo que sepa que permanecerá aquí siempre mientras este sitio exista”

 

Escribo la frase y se me llenan los ojos de lágrimas. Es tal la emoción que produce Stoner, el mejor libro que he leído en 2014 (en lo que llevamos de 2014) y quizá ya uno de los mejores de mi vida. He tardado varios días en poder escribir sobre él. Abrumada por todo lo que su lectura desató dentro de mí. Me lo habían recomendado desde varios lugares. Alicia, Nerea, Miguel Ángel, Carmen. Todos me decían. “Léelo, te gustará. Léelo, te abrumará“. Lo cogí con ganas. Aparqué al resto de lecturas. Pero quizá esperaba una primera frase como la de Cien años de soledadDe esas que te agarran de los huevos en la primera línea y ya no te sueltan hasta el final. Y no. Me sorprendió (y hasta decepcionó) lo común de su comienzo, la simpleza de su argumento: un profesor de universidad que muere sin homenajes ni gloria. Y ya. No había hielo. Ni una historia fantástica. Sólo eso, un profesor de universidad que muerte en el olvido. Leí dos páginas. “¿Y esto es el libro ese tan maravilloso que decían?“, pensé. Y lo aparqué. Esa misma tarde hablé con Alicia. “Pues he comenzado Stoner y no sé, no me dice nada“. “Sigue y verás”, insistió. Lo retomé con más curiosidad que ganas. Y menos mal. Porque esta historia cotidiana y triste crece a cada página que pasas y cuando cierras el libro sólo tienes una sensación, la de haber leído una de las novelas más increíbles de tu vida, de la historia. Más…

Cocaína, manual de usuario

Cocaina, manual de usuario by laKriticona blog 

“Estoy sentado en Baker Street mirando pasar sobre la nieve las ruedas sucias de la historia”

  

El otro día ordenando los libros de mi estantería, escucho: “¿Y esto?“. Miro. Y veo esa mirada naranja mecánica, ese sombrero, ese título, Cocaína, manual de usuario, y recuerdo que ese libro apareció un día en mi casa de estudiante, que nadie sabía de quién era ni quién lo había llevado hasta allí. “No sé, déjalo en la bolsa de los libros que no quiero“, dije. Y me olvidé. Pero al rato, volví a cogerlo. Recordaba que en su día lo había ojeado y me había parecido raro y absurdo, y que no había reparado en su subtítulo: V Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola. Menos mal que ahora sí lo hice porque es una brutalidad de libro. Supura dureza y buena letra. Una verdadera delicia que, obviamente, salió de la bolsa de los libros olvidados para ocupar, desde ya, un lugar privilegiado en mi librería. Más…

La gente feliz lee y toma café

La gente feliz lee y toma café lakriticona

  

“Tan segura de sí misma y sin miedo a nada, y a la vez tan dispuesta a ser engañada por cualquier chico guapo que pasara cerca…”

 

La gente feliz lee y toma café es una comedia romántica. Tal cual. Porque esta es una novela para leer en la playa y a ratos, un viaje para entretener al tedio. No necesita silencios ni demasiada concentración. Lees como si vieras una película por encima. La historia es la típica que estás harta de ver. Demasiado tópica diría yo. Chica huye dejando atrás el infierno. A un lugar al que jamás iría si no se hubiera desatado ese infierno a sus espaldas. Allí conoce a un chico al que no soporta, al que odia, que rápido se convierte en su peor enemigo, y… Creo que ya sabéis lo que sigue a esos puntos suspensivos. Más…