Mi planta de naranja lima

Mi planta de naranja lima lakriticona blog

   

“Matar no quiere decir que uno tome el revolver de Buck Jones y haga: ¡bum! No es eso. Uno mata en el corazón. Va dejando de querer. Y un buen día esa persona muere”

  

Escribo con pena de lo que voy a decir, pero no me ha gustado este libro. Sé que Mi planta de naranja lima es una de esas novelas que uno lee de chico y guarda para siempre en su memoria, por la ternura infinita que despierta su personaje Zezé, un poco al estilo Totó, el niño de esa película inmensa Cinema Paradiso. Quizá es que a mí me llegó mayor, demasiado mayor. Pero Mi planta de naranja lima me ha parecido tópico. Lo veía venir, constantemente. Me enterneció, pero no sé, me parecía que lo hacía con el recurso fácil. Y mira que me lo había recomendado una persona, M. Eu., con quien comparto inquietudes literarias, cuyas recomendaciones leo de ojos cerrados porque comparte conmigo alma de lectora, gustos, inquietudes, letras, pero nada, con toda la pena del mundo, Mi planta de naranja lima no me atrapó, no me enamoró, no me gustó.

Más…