Te llevaré conmigo

Te llevare conmigo.jpg 

“En la vida las cosas siempre pasan. Incluso las más difíciles, las que parecen imposibles de superar, se superan, y en un momento se quedan atrás y hay que seguir adelante. Siempre te están esperando cosas nuevas”

 

¡Qué descubrimiento Niccolo Ammaniti! ¡Cómo me ha gustado Te llevare conmigo! Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto una lectura. Que no me dejaba arrastrar por las letras, así, sin más. Hacia tiempo también que no leía un libro de papel, que no sentía su peso en las manos… Un eBook es cómodo, fácil, pero jamás tendrá la magia de los libros. Comencé Te llevaré conmigo porque no quiero llevarme el libro electrónico a la piscina. Eso fue hace 32 horas. 469 páginas después lo cerré extasiada. Son las 03:00 de la madrugada y me voy a dormir entre la sonrisa y la lágrima, desarbolada por estos personajes derrotados que luchan con todas sus fuerzas contra su sino, con estos soñadores que se dan de bruces contra la vida y te producen lástima, por esta historia a mitad de camino entre la comedia y la tragedia, intensa, hilarante y cruda. A Ammaniti la escritura le sale a borbotones de los dedos, como un río. Y te arrastra. Irremediablemente.

Necesitaba una lectura así. Una historia romántica bien escrita, bien contada. Me gusta mucho cómo escribe. Hay gente que sabe escribir largo y gente que sabe hacerlo corto. Ammaniti es de los segundos. Captura pensamientos. Suelta las cosas como le vienen. Pam, pam. Esto o lo otro. Sin subordinadas. Directo, visceral. Escribe como a mí más gusta leer, porque admiro a quien escribe largo pero idolatro a quien lo hace corto y bien. Y este Amantini es francamente bueno.

Leí las primeras 160 páginas en dos horas de piscina. Después le robé horas al trabajo y a los viajes para poder terminar cuanto antes esta historia que me ha divertido y me ha hecho reir de corazón, que me ha emocionado muchísimo.

Te llevaré conmigo cuenta dos historias y dos amores inasibles. El de los adolescentes Pietro y Gloria (ella rica y querida; él, hijo de una familia ahogada en el alcohol) y el de los cuarentones Graciano (un playboy con ínfulas) y Flora (una profesora reprimida). Agua y aceite, en ambos casos. Pietro y Graciano, dos historias de amores negados paralelas, y el correr de la vida. Porque eso, la vida, palpita en cada una de las páginas de esta novela. Está entre sus frases cortas. En los personajes que entran y salen.

Leo y empatizo.

Leo y descubro. 

Busco en Internet y leo.

Ammaniti es uno de los escritores italianos más reconocidos de los últimos años. En 2007 ganó el Premio Strega, el más importante de Italia. Curioso. Porque Ammaniti en realidad es biólogo, pero un día se sentó ante un ordenador y comenzó a escribir. Menos mal. Consigue engancharte, interesarte, emocionarte. Se mueve entre la risa y la lágrima con la destreza de un maestro. Porque lo mejor de Ammaniti no lo dice la Wikipedia. Está en sus libros, en el toque pop de su literatura. En su escritura inteligente, fresca y divertida. Sin cursilerías. 

En Te llevaré conmigo el foco está sobre Pietro pero a mí el personaje que más me ha llegado es el de Flora. Flora y sus enormes tetas. Flora y su pelo en cascada rojo. Flora y sus piernas torneadas. Flora y sus miedos a los 32. Me encanta cómo aborda Ammniti su historia. Cuando la ves completa, piensas: “Esto en manos de la Pancol le da para una saga volumen Juego de Tronos en el Mundo Fresa“. En cambio, el retrato de Ammaniti es lúcido y fresco, muy real.

Ay, cómo me ha gustado. En papel o en Amazon. Leedlo. No sé si os gustará tanto como a mí (quizá sólo haya sido el libro ideal en el momento en el que necesitaba un libro así) pero seguro que os entretendrá y cuando lo cerréis no tendréis la sensación de que os han tomado el pelo (como ocurre con cursilerías intragables tipo Ardillitas o Lovebook). Te llevaré conmigo os hará pasar un buen rato. Es tan descriptivo que te lleva a Italia, a ese pequeño pueblo, Ischiano Scalo. Lo ves. Lo hueles. Lo escuchas. Es auténtico. Me ha encantado lo bien contado que está. Lo bien escrito. No tiene la profundidad de Milán Kundera. No. Ni los finales de Vargas Llosa ni la magia de García Márquez. Pero tiene algo. Quizá para un erudito pueda resultar banal, fácil, pero yo que me he leído tantas moñadas últimamente os digo desde el corazón que Ammaniti me ha entusiasmado, que es aditivo y que merece la pena este libro marcado por la fatalidad del destino, allá donde todos sus personajes se dirigen, sin remisión.

Te gustará: Es un libro perfecto para esta época. Entretenido, pero no simplón. A mí particularmente me ha encantado. Y, de momento, a dos personas a las que se lo he prestado les ha encantado.

No te gustará: La historia de Pietro palidece al lado de la de Flora y Graciano. 

Añadir a favoritos el permalink.

7 Comments

  1. Pingback:Algunos de esos libros que no pueden faltar en una maleta de verano | La Kriticona

  2. Pingback:La última Nochevieja de la humanidad, lakriticona blog | La Kriticona

  3. Pingback:Vanessa Smith

  4. Hola, tan solo termine de leer este libro ayer y quede tan impresionada con los vuelcos de las historias que necesitaba comentar con alguien esta sensación. Que librazo! A momentos, al principio me daba hasta incluso algo así como pudor de saber como pensaba cada uno de los personajes, pero a la vez es tan comprensible. Es como que uno también piensa esas cosas, quizás sin darse cuenta, hacemos esos mismos juicios directos, ridículos y muy muy sin sentido que hasta mueres de risa, de nosotros mismos y de los demás. Le sigo la pista a esta escritor desde el ano pasado, en el que me llego una de sus novelas por casualidad a mis manos, ‘Yo no tengo miedo’, y la empece a leer y me sucedió lo mismo. No podía dejar de pensar en los personajes y en los vuelcos de las historias. Para mi es un autor muy recomendable. Lo otro que me gusto muchísimo también es que creo refleja muy bien muchas partes de la personalidad de los italianos y eso a mi parecer es muy interesante y valioso, en especial si conoces amigos o tienes interés en la cultura itálica. Gracias por tu blog, muero por elegir un nuevo libro. Después de Ammaniti, espero dejarme seducir nuevamente por algo fresco. Un saludo desde Australia.

    • Qué ilusión! Desde Australia! Wow! A mí me pasó lo mismo que a ti. Me fascinó Te llevaré conmigo desde la primera línea. No había escuchado hablar nunca de Ammaniti, pero veía este libro por todas partes. Me lo llevé a la piscina para entretener el tiempo y leí casi 200 páginas del tirón. Es fresco, pero no banal. Me pasa como a ti. Me fascina la capacidad de Ammaniti para perfilar la personalidad de los personas. Me reí mucho y me enamoró Flora. Desde entonces le leo mucho. Sólo no me gustó La última Nochevieja de la humanidad, que me cansé de tanto gore y de que todaaaaaaass las historias acabaran igual. Yo no tengo miedo creo que no lo he leído. Es el del chico de la bici y la cabaña perdida? Un beso enorme. Y gracias por compartir conmigo Te llevaré conmigo. Un placer

  5. Pingback:Eres como eres de Melania G. Mazzucco | La Kriticona

  6. Pingback:Anna, de Niccolo Ammaniti | La Kriticona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>