Temblor

 Temblor Rosa Montero lakriticona

  

“Cuando una muere, siempre se pierde algo”

 

Acudí a Rosa Montero como a los brazos de un viejo amante. Con la necesidad de moverme en unos márgenes que conozco, que me gustan, después de tener que practicar la lectura vertical para poder terminar la novela de Khaled Hosseini Y las montañas hablaron. Temblor. Quizá el título me sonaba, pero no demasiado. Lo busqué en mi librería y no lo encontré. Tengo todo lo que ha publicado Rosa Montero, así que me dije: “Vaya, otro de sus libros que no he leído“. Y claro ni me lo pensé. Necesitaba leer y disfrutar. Leer sin lectura vertical. Sin sentir la honda hiel del desencanto que te produce una novela cuando te aburre y se hace insoportable. Y, en ese sentido, Rosa Montero es de mis fijos, de esas que nunca me fallan. Entre más la leo, más me gusta. Comencé Temblor y en mi cabeza se levantó una trampilla atorada por el polvo. La puerta a una habitación donde guardaba el recuerdo de Agua Fría y los pasillos oscuros del Talapot, Torbellino y la pólvora, la niebla densa del olvido. En cuando llevaba tres páginas supe que aquel libro ya me lo había leído, aunque faltara de mi librería (¿a quién demonios se lo presté?) y que había sido uno de los que más me había gustado cuando me leí toda la obra de Rosa Montero del tirón. Una relectura después no tengo duda, Temblor es un libro maravilloso, de esos que remueven, aunque te dejen triste.

Temblor es un libro de fantasía que narra un fin del mundo agónico y tristísimo. Alguien muere y ese trozo de su mundo queda sepultado bajo la niebla gris, el olvido, lo que jamás volverá. Y, así, los márgenes del mundo conocido menguan y menguan. Y tampoco nacen niños. Todo se lo come esa bruma espesa que carcome, que estropea. Temblor rezuma nostalgia, como si esa niebla gris se metiera también dentro de ti y te royera los huesos, a medida que pasas las páginas. Agua Fría es una de las elegidas para convertirse en Sacerdotisa de la orden del Cristal que ordena ese mundo a punto de sumirse en el caos. Un mundo desolado como el de La carretera de McCarthy. Como la Intemperie de Jesús Carrasco. Un mundo en el que ya no se puede recordar, ya no quedan imágenes a las que agarrarse, todas se las ha comido la niebla del olvido.

Una fábula tristísima, llena de símbolos, que se te queda grabada muy adentro.

Me gusta cuando de pronto relees una novela que habías olvidado y de pronto ese polvillo que la tapaba en tu memoria se va levantando y recuerdas. “Yo ya he estado aquí antes“, te dices como en un susurro. Y sigues leyendo. Porque ya no puedes parar. Cuando leía, sabía que ese libro ya me había gustado, aunque lo hubiera olvidado. En esta relectura por casualidad me he bebido esta novela de Rosa Montero que te lees en dos ratos, que acabas en un suspiro. Es una novela muy filosófica, de esas que se preguntan el por qué del hombre, de las que te hacen pensar. El lector hace viaje de la inocencia a la madurez de Agua Fría.

Y está tan bien contada… Ay…

Todo, además, encaja a la perfección, como un clic. Todo lo que está, está por algo. Y eso me encanta. No hay nada al azar. Ningún personaje, ninguna trama, ningún detalle. Es una novela redonda.

Temblor, quizá, no sea de las más conocidas de la escritora pero os digo de corazón que os encantará. Mezcla cultura, religión, humanidades, ata todo con los principios de yoga, esos que te hablan de la materia ulterior y primigenia que late en el fondo de nosotros y de todas las cosas, se lee fácil, nunca aburre y, sobre todo, se queda prendido para siempre de tu inconsciente (aunque a mí, en su día, sólo me dejara un ligero recuerdo de pasillos oscuros y olor a pólvora…). Esta es una novela muy, muy recomendable. Yo necesitaba algo así después del horror de Y las montañas hablaron. Leer con ganas después de la lectura vertical. Un libro que si la primera vez sucumbió a las nieblas del olvido en mi cabeza ya no volverá a hacerlo más.

Te gustará si: Todo el relato está perfectamente armado. Una novela triste y melancólica de aventuras que merece mucho la pena descubrir.

No te gustará si: Quizá le gustará más a una mujer que a un hombre. Empatizará más Agua Fría.

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Agua fría… Un personaje que es difícil olvidar, un gran libro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>